Sistema del escudo antimisiles Aegis
Sistema del escudo antimisiles Aegis - ABC
Visita del presidente de EE.UU. a España

Rota: la guarida antimisiles de Estados Unidos

La base gaditana es la gran aportación española al «escudo antimisiles» de la OTAN y la forma que tuvo Zapatero de reconciliarse con EE.UU.

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La base naval de Rota constituye la piedra angular del denominado «escudo antimisiles» de la OTAN. Esta instalación militar española de uso compartido con EE.UU. aporta flexibilidad y movilidad a un sistema defensivo ideado por la Alianza Atlántica en la Cumbre de Lisboa (2010) para contrarrestar la amenaza que suponían los misiles balísticos de largo alcance de países como Irán (a Rusia nunca se nombra... pero también).

Rota, por su ubicación, es un lugar privilegiado para mantener la rutina de despliegues de los cuatro destructores estadounidenses -Donald Cook, Ross, Porter y Carney- que suelen desarrollar sus operaciones en el mar Negro, el Báltico y el Mediterráneo. Dos buques están en misiones habitualmente, otro preparándose y un cuarto en mantenimiento.

El primer destructor arribó a la base en febrero de 2014 mientras que el último lo hizo en septiembre de 2015. La OTAN cuenta con otras instalaciones presentes y futuras para «construir» definitivamente este sistema que se concibe «como meramente defensivo» y que levanta siempre las suspicacias de Rusia. Sin ir más, lejos varios han sido los rifirrafes entre aviones de combate rusos y los destructores de EE.UU. durante sus despliegues.

La OTAN además cuenta con una plataforma terrestre de misiles en la base aérea de Deveselu (Rumanía) -declarada operativa el pasado 12 de mayo-, radares estadounidenses para detectar misiles en Kürecik (Turquía). Además, Polonia ha comenzado las obras de otra plataforma de misiles terrestres y Holanda modernizará los radares de sus fragatas igualmente.

Pero, ¿ cuál es la clave de los destructores estadounidenses de Rota? Estos cuatro buques de la clase Arleigh Burke están provistos con el sistema de combate Aegis, capaz de detectar, rastrear y derribar misiles balísticos con sus propios misiles SM-3.

Fue el Gobierno de Zapatero quien acordó con EE.UU. y la OTAN esta aportación española al «escudo antimisiles» en octubre de 2011. Fue su forma de «levantarse» ante la bandera que un día desairó.