El presidente de Ciudadanos, en un acto de precampaña en La Coruña
El presidente de Ciudadanos, en un acto de precampaña en La Coruña - Efe

Rivera ofrece a Casado un gobierno de coalición para echar a Sánchez de la Moncloa

Pide a los españoles que decidan con su voto quién tiene que liderar ese ejecutivo: el presidente del PP o el de Ciudadanos

MadridActualizado:

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, acaba de formalizar una propuesta sólida al PP de formar un gobierno de coalición después del 28 de abril para echar a Pedro Sánchez de la Moncloa, un objetivo que ha definido como «una emergencia nacional».

En un acto de precampaña en La Coruña, a más de un mes de la celebración de las elecciones generales, el líder liberal ha tendido la mano a Pablo Casado y ha afirmado que deben ser los españoles con su voto quienes decidan quién debe liderar un ejecutivo alternativo al «Gobierno Frankenstein»: si los populares o Cs.

Rivera ha definido como «una emergencia nacional» expulsar al actual inquilino de la Moncloa, que ha asegurado que está dispuesto a reeditar un gobierno con los socios que le dieron su voto en la moción de censura contra Mariano Rajoy, es decir, con Podemos, independentistas, nacionalistas vascos y los herederos de la ilegalizada Batasuna.

A la vez que ha tendido la mano a los populares, les ha vuelto a echar en cara sus casos de corrupción o sus pactos en el pasado con los nacionalistas para tratar de situar a Cs como una opción mejor que el PP para encabezar un ejecutivo que acabe con el mandato de Sánchez.

En un momento de retroceso de Cs en las encuestas, el líder liberal trata así de revertir la situación y de distanciarse del PSOE. Aunque la Ejecutiva de Cs ratificó vetar cualquier posible pacto de gobierno con el PSOE tras las generales, se especulaba aún con la opción de un gobierno liderado por Sánchez y con la entrada de los liberales.

El propio ministro de Fomento, José Luis Ábalos, dijo que veía preferible un gobierno con Ciudadanos que uno con los socios de la moción de censura. Pero ahora desde la formación liberal vuelven a cerrar la puerta al PSOE y dejan la pelota en el tejado del PP, único partido con el que los de Rivera parecen dispuestos a pactar a día de hoy.