El portavoz socialista del PSOE, Antonio Hernando - EFE
Congreso de los Diputados

Iglesias se queda solo en la moción de censura frente a una oposición que le critica con dureza

El PSOE rechaza la moción de censura y acusa a Iglesias de ser un «irresponsable» que actúa con «mala fe»

Aitor Esteban: «Si quieres buscar que salga adelante... la casa no se construye sobre el tejado sino sobre la base»

Actualizado:

El portavoz socialista, Antonio Hernando, ha rechazado el órdago que le ha lanzado esta mañana el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, al anunciar una moción de censura contra el Gobierno por los escándalos de corrupción del PP.

Visiblemente contrariado, el político socialista ha convocado una rueda de prensa urgente, al mismo tiempo que debía asistir a la Junta de Portavoces, para cargar con fuerza contra el líder de la formación morada al que ha acusado de cometer una «irresponsabilidad». «Esto va mucho más allá de cualquier otra actuación de las que ha tenido», sentencia el portavoz socialista.

También le ha reprochado estar actuando con «mala fe» y «falta de rigor». Los mismos ingredientes, ha dicho, con los que hace poco más de un año anunció por sorpresa haber ofrecido al Rey la formación de un gobierno alternativo con el PSOE, «para luego votar en contra» del candidato socialista, Pedro Sánchez.

«Esta vez no nos va a engañar», ha advertido tajante Hernando, que no ha querido responder a la pregunta de si con esta estrategia Podemos intenta allanar el camino de Pedro Sánchez de nuevo a la secretaría general socialista.

Hernando sí ha desvelado que Iglesias ha informado por teléfono al PSOE de su propuesta de moción de censura tan solo 10 minutos antes de anunciarla ante la prensa. El mismo modus operandi que Podemos ha empleado con el resto de los grupos parlamentarios frente a las conversaciones más profundas que Iglesias ha revelado haber tenido con organizaciones ajenas al arco parlamentario como sindicatos y Jueces para la Democracia.

Y, por ello, ha puesto en duda que realmente Iglesias persiga apartar al Rajoy del Gobierno. En esta línea, ha subrayado que cuando una fuerza política quiere que de verdad prospere una moción de censura su actuación es justo la contraria: «la trabaja antes y la anuncia luego».

«Sabe que no hay una mayoría alternativa», ha subrayado antes de recordar que en toda la historia de la democracia solo se han presentado dos mociones de censura y que este instrumento parlamentario es «suficientemente serio» como para no entrar juegos.

También ha señalado que al PSOE le preocupan las consecuencias que se puedan derivar de esta iniciativa de Podemos, en términos de inestabilidad política. Justo, según Hernando, «lo que no necesita el país». Un punto en el que coinciden también los demás grupos de la oposición. Por ejemplo, por l riesgo de que Rajoy salga reforzado en lugar de derrocado.

«Un número de circo»

También Ciudadanos ha cerrado la puerta a participar de la moción de censura. Aunque su concurso no es imprescindible para que salga adelante. El secretario general de la formación, José Manuel Villegas, ha dicho que no apoyará ni secundará «ningún número de circo» a los que acostumbra Podemos.

Villegas ha atendido a la prensa en los pasillos del Congreso y ha asegurado que los problemas que tiene España no se resuelven «haciendo presidente, vicepresidente o ministro del Interior a Pablo Iglesias». El número dos de la formación naranja plantea que debe hacerse «de forma más seria», aclarando la corrupción y exigiendo responsabilidades judiciales y políticas, al tiempo que no se devuelve al país a la excepcionalidad del bloqueo político. Desde Ciudadanos aseguran incluso que ni siquiera participarán en la ronda de contactos que ha anunciado Iglesias.

El portavoz del PNV, Aitor Esteban, ha adelantado que sí participarán en los contactos pero ha advertido de que si la moción de censura fracasa existe el riesgo de que el presidente de Gobierno, Mariano Rajoy, acabe viéndose reforzado, justo lo contrario de lo que se supone que persigue esta figura parlamentaria.

«Sinceramente, no me parece una forma seria de hacer política. Sí de hacer política partidista pero no política de país. Si presentando una moción de censura lo que desmuestras es que no hay una mayoría alternativa al Gobierno lo que haces es reforzar al presidente del Gobierno. ¿Es eso lo que bsuca Podemos?», se ha preguntado retóricamente. A su juicio, con todas sus maniobras Iglesias solo busca crear dos polos políticos: el PP y su formación.

Por ello, ha apuntado su «impresión» de que en realidad lo que busca Iglesias no es dañar al Ejecutivo sino otros partidos, en clara alusión al PSOE. «Nos parece una torpeza absoluta que se busquen otros efectos que van en contra de otros partidos de la oposición, más que contra el Gobierno», ha descalificado.

También ha criticado las formas empleadas por Iglesias desvelando que la única comunicación previa que ha mantenido con su partido ha sido informar de esta iniciativa por SMS quince minutos antes al presidente de la formación. «Si pretendes que una moción de censura tenga el efecto, si quieres buscar que salga adelante... la casa no se construye sobre el tejado sino sobre la base».

A su vez, el portavoz del PDECat, Carles Campuzano, sí ha aceptado reunirse con Iglesias para que les informe «exactamente» de cuál es su propuesta. «Hasta que no tengamos esta conversación, estamos expectantes», ha dicho. Ha confirmado que Iglesias se ha puesto en contacto con la coordinadora de su formación, Marta Pascal, pero ha demandado más claridad: «De entrada, lógicamente agradecemos esa llamada, pero decimos a Unidos Podemos que nos cuenten exactamente cuál es su propuesta o idea». Campuzano pidió ser «serios y rigurosos» porque ha recordado que la moción de censura tiene un «carácter constructivo». Algo que a su juicio «exige alguna cosa más que un anuncio en rueda de prensa», apostilló.