Alfonso Alonso, entre Amaya Fernández y Pablo Casado, en la Convención del PP vasco - Efe / Vídeo: La respuesta de Sémper a Álvarez de Toledo que ha sembrado la polémica en el PP

El PP llama a la unidad en vísperas electorales: «No tenemos tiempo de tonterías, polémicas ni polémicos»

Casado y Alonso intentan cerrar heridas juntos tras el choque de Álvarez de Toledo y el Partido Popular vasco

Vitoria Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

A pocos días de que puedan convocarse una nuevas elecciones generales. y con las autonómicas vascas próximas, el PP no podía permitirse el lujo de mantener abierta una guerra interna en el País Vasco. Pese a sus diferencias, Pablo Casado y Alfonso Alonso han cerrado hoy filas en la Convención del PP vasco, en Vitoria, después del choque entre el partido en esta Comunidad y Cayetana Álvarez de Toledo. «No tenemos tiempo de tonterías, polémicas ni polémicos», ha advertido Alonso.

En el acto, en el que se ha interpretado el himno de Guernica y al final el Himno Nacional, Casado ha subrayado: «Yo soy también del PP vasco». «Si no fuera por vosotros, yo no sería presidente. El PP no tiene explicación ni razón de ser sin el PP vasco». «Cuando entramos en un periodo electoral, es muy importante que tengamos claro que tenemos que hablar de lo que somos y proyectarlo fuera».

Casado ha hablado de su «amigo» Alonso y ha recordado que fue portavoz del Grupo Popular, ministro de Sanidad, y antes alcalde de Vitoria. El líder el PP ha elogiado a todos los presidentes que ha tenido el PP vasco, desde Jaime Mayor Oreja hasta Alonso, pasando por Carlos Iturgaiz, María San Gil, Antonio Basagoiti o Arantza Quiroga.

«Cuando algunos se preguntan qué sentido tiene el PP cuando ya no existe ETA, yo les digo: No existe ETA porque existe el Partido Popular», ha remarcado Casado. «Queda mucho por hacer. Hace falta escribir la derrota efectiva de la banda terrorista ETA».

Casado ha advertido que el debate sobre la foralidad está muy superado. El PP lo defiende desde la Constitución. Y ha dejado claro que el PP «es lo contrario al nacionalismo».

El presidente del PP ha subrayado que el PP vasco «claro que siempre ha tenido personalidad». «Pero la personalidad no es la de una organización que sea el PP del País Vasco, sino el PP en el País Vasco, para los vascos y todos los españoles». «Somos un partido que no somos federal, la música suena igual, incluso cuando algún solista se le escapa una nota siempre hay un piano para intentar taparla». «Necesitamos esa personalidad, pero que es la misma que todo el PP».

Sobre la «utilidad» del PP vasco, ha advertido que «hay que salir de los despachos para recorrer las tres provincias». «Somos un partido de concejales». «La utilidad no es despojarse de nuestra esencia».

Respecto a la unidad, Casado ha reconocido que con él es difícil llevarse mal. «Yo no veo la discrepancia como disidencia». «Quiero que en esa orquesta que suena bien, que no hay cacofonía, veamos cómo podemos enriquecernos. No veo ningún problema en que alguien hable más de la foralidad o de la Constitución, o alguien que sea más centralista. Esto es España y el PP. Un partido nacional, no federal, que se tiene que enriquecer, para ser útil». «La unidad no es uniformidad». «Lo que nos une es que somos un partido que sabemos pactar a derecha e izquierda, y que somos un partido moderado, serio, de Gobierno, centrado porque estamos en el centro del tablero, hemos llegado a ofrecer 11 pactos de Estado a Sánchez y hemos pactado con 12 partidos».

«Claro que somos un partido que estamos unidos», ha resaltado el líder del PP. Y ha aprovechado para defender una alianza con Ciudadanos para sumar. Además, ha dejado claro que esa suma del PP y Ciudadanos les habría dado escaño en Álava y Vizcaya. Pero Casado ha mencionado a Vox para sumar, algo que en el PP vasco rechazan de plano.

Y en cuanto a la polémica de los últimos días, ha explicado que él sabe muy bien quiénes son sus adversarios. «Estoy harto de la España a garrotazos, porque es algo que fomentan nuestros adversarios políticos. En el caldo de cultivo de la confrontación es donde sale la mediocridad».

«Hay que unir para ganar, hay que ganar para gobernar y hay que gobernar para unir», ha subrayado. «O nos unimos los que defendemos la misma idea de España o no gobernaremos».

Cierre de filas

El anfitrión, Alfonso Alonso, recibido con una fuerte ovación, ha señalado, nada más empezar su intervención, que «necesitamos estar unidos y trasladar una ilusión». El presidente del PP vasco ha explicado que el objetivo de esta Convención es ganar fuerzas y ser capaces de formar una alternativa al PNV. Alonso, quien ha reconocido que no sabía si estaba en una acto preelectoral, ha subrayado que el objetivo fundamental del PP vasco es que Pablo Casado sea presidente del Gobierno. «Para eso estamos aquí».

Los elogios de Alonso a Casado no han sido menores. Ha destacado que defiende el proyecto del PP con dignidad, convicción y dignidad. «España necesita la fortaleza del PP, la unidad del PP y alguien como Pablo Casado».

A partir de ahí, ha defendido el papel del PP vasco en el proyecto nacional. «Yo no me voy a callar», ha advertido. «Esta Convención habla de romper el silencio». Alonso ha tenido un mensaje rotundo contra el nacionalismo, en contraste con las acusaciones de «tibieza» que lanzó Cayetana Álvarez de Toledo.

«No te vas a encontrar gente más leal que nosotros nunca», ha advertido Alonso a Casado. El presidente del PP vasco ha insistido en que hay que trabajar para llevar un presidente a La Moncloa: «Y no tenemos tiempo para tonterías. No quiero ni polémicas ni polémicos».

Alonso ha subrayado que la foralidad es el punto de encuentro de todos los vascos y entre estos y el resto de los españoles. «En manos del PNV sirve para exprimirnos el bolsillo, pero bien utilizado sirve para fortalecer España». Ha sido una respuesta directa a lo que interpretaron como una crítica de la portavoz del PP a la invocación de los «derechos históricos previos» de la Constitución.

Alonso ha mostrado a Casado un mapa de España con los nombres de los compañeros que fueron asesinados por ETA. «Mucha gente nos acusa de cosas, pero esta es nuestra base de todos», ha subrayado. «Este partido asume el compromiso de estar a la altura. El PP es nuestra gente, esta es nuestra memoria, nuestro legado y nuestro compromiso». Los populares han guardado un minuto de silencio en memoria de las víctimas del terrorismo.

El presidente del PP de Álava, Iñaki Oyarzabal, ha reivindicado la historia de «valentía y coraje» del partido en el País Vasco frente a los que «incluso dentro del propio partido» pretenden dar «lecciones». «A pesar de que estén calentando la convención días antes hoy el PP vasco está más unido que ayer», ha asegurado.

El PP vasco ha defendido así la foralidad dentro de la Constitución: «Unos derechos históricos que tienen su vigencia y su validez, no en la historia, ese es el discurso nacionalista, sino en el marco constitucional. Y desde nuestra fundación como partido siempre hemos defendido el modelo constitucional del 78 y nuestra realidad foral», según ha explicado la secretaria general del PP vasco, Amaya Fernández.