Fernando López Miras, candidato del PP a la presidencia de Murcia
Fernando López Miras, candidato del PP a la presidencia de Murcia - EFE

El PP cede en Murcia con los aforamientos para retener el poder

La formación popular admite que ni los miembros del Gobierno queden blindados, tal y como le exige Ciudadanos

MadridActualizado:

Tres semanas después de la dimisión de Pedro Antonio Sánchez como presidente de la Región de Murcia la estabilidad política todavía no ha regresado. La investidura de Fernando López Miras, el nuevo candidato propuesto por el PP, se resolverá en el último minuto.

Tras cobrarse el trofeo político de la dimisión de Sánchez, Ciudadanos tuvo que aceptar que éste siguiese como diputado autonómico. Pero a cambio, en las nuevas negociaciones iniciadas con el PP antes de la Semana Santa, la formación de Albert Rivera demandó la supresión «inmediata» de los aforamientos políticos en Murcia. Solicitaban que se celebrase un pleno antes de la sesión de investidura en la que se vote esta cuestión. Esa cuestión se ha convertido en el principal escollo para cerrar un nuevo acuerdo, ya que en la cuestión programática ambas formaciones aseguran que todo está cerrado. Ese pleno se celebrará mañana miércoles y se debatirá en torno a una propuesta conjunta de Ciudadanos, PSOE y Podemos para cambiar el Estatuto de Autonomía y así eliminar los aforamientos de diputados regionales y miembros del Ejecutivo autonómico.

Como avanzó ABC, el PP iba a llevar a la mesa de negociación con la formación centrista una propuesta intermedia que planteaba que se mantuviese esta figura para los miembros del Gobierno, los que realmente tienen un papel ejecutivo. «El aforamiento no es impunidad. Es la propuesta que defendemos. La gente tiene que entender que el aforamiento no es un privilegio», señalaban ayer fuentes del PP.

Un peaje a pagar

El grupo parlamentario popular ha anunciado este martes su voto a favor de la supresión de los aforamientos en Murcia en el debate en pleno de la Asamblea Regional que tendrá lugar mañana.

Esta decisión ha sido anunciada al final de la comisión de Asuntos Generales e Institucionales y de la UE el diputado del PP, Francisco Jódar, quien ha apuntado que su partido está a favor de la eliminación de los aforamientos, pero apostando por hacerlo en un marco integral en el que se tengan en cuenta otras medidas de regeneración.

Ayer mismo, el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, cerró la puerta a esa posibilidad. Lo hacía recordando que es el PP quien necesita los votos y Cs quien «impone las condiciones». El número dos de Rivera, que ha pilotado esta crisis por parte de la formación naranja, volvió a plantear el ultimátum: «Si el PP no acepta eliminar todos los aforamientos, no permitirá ese Gobierno. Si lo hace, puede haber Gobierno en Murcia esta semana». El portavoz en Murcia, Miguel Sánchez, insistía en que se trataba de una cuestión «innegociable».

Fuentes del PP presentes en las negociaciones aseguraban ayer a ABC que «devolver la estabilidad a la región» aunque sea a costa de ceder «está por encima» de cualquier cuestión: «Si es un peaje que nosotros tenemos que pagar para que Fernando sea presidente lo pagaremos, pero dejaremos patente que es injusto». En el PP, plantean su propuesta como «un último intento con la esperanza de que imperase el sentido común». Fuentes populares reconocían la dificultad de que prosperase su propuesta. Plantean que en las negociaciones con Ciudadanos se han topado con un muro a la hora de negociar esta cuestión: «Ellos no entran en el fondo ni quieren debate. Quieren lanzar el mensaje de eliminar los aforamientos», pese a «lo pernicioso de la reforma que pretenden implantar en Murcia».

El PP defiende esa reforma parcial sobre la supresión de aforamientos, «a los diputados no hay problema, mañana mismo», pero quieren preservar los del Ejecutivo para evitar «usar los tribunales para eliminar un rival político». Y siempre recordando que, pese al aforamiento, término que creen que «se ha desvirtuado», se tiene «responsabilidad penal como cualquier ciudadanos». El PP plantea esa diferenciación una vez no se aceptaba tampoco la limitación de la acusación popular, que creen que «en el contexto actual y con esa supresión generaría indefensión».

Ese pleno se celebrará mañana desde las once de la mañana. Será la primera cita de una semana clave en la región. Ciudadanos quiere ver al PP votando a favor en ese pleno para apoyar a López Miras en la sesión de investidura, cuya primera sesión se celebra el jueves. Ese mismo día, por la tarde, habrá ya una primera votación en la que López Miras podría ser investido si logra la mayoría absoluta. Pero en el PP creen que tendrán que esperar a la segunda votación, el sábado, porque Ciudadanos «quiere escenificarlo así». En Cs ayer no confirmaban ese extremo y aseguraban que esa cuestión todavía «se está negociando».