Encuesta de GAD3 para ABC

El PP ganaría en Andalucía al arrebatar Unidos Podemos dos escaños al PSOE

La derrota de Susana Díaz complicaría su asalto a Ferraz en caso de debacle de Sánchez

MadridActualizado:

El PSOE será el gran damnificado de la suma de fuerzas entre Podemos e Izquierda Unida. En la encuesta de GAD 3 para ABC publicada ayer los socialistas caen hasta los 86 escaños, mientras que Unidos Podemos obtiene 77 diputados, seis más de lo que ambas formaciones sumaban el 20-D, cuando concurrieron por separado.

El efecto más contundente del sondeo que ABC publica hoy en el reparto por provincias es que el PSOE podría perder su condición de partido con más diputados en Andalucía. Y esto sucedería esencialmente por el efecto de la coalición de izquierdas sobre los restos de muchas circunscripciones. El PSOE de Susana Díaz caería de 22 a 20 escaños porque Unidos Podemos le arrebataría dos actas, una en Jaén y otra en Sevilla. El PP repetiría sus 21 diputados y sería el partido con más representación en la región en el Congreso de los Diputados, algo que solo sucedió en el periodo 2011-2015. Unidos Podemos subiría hasta 12 diputados. Ciudadanos lograría resistir con los mismos 8 diputados.

Este resultado tendría unas enormes consecuencias políticas, ya que aunque se trata de una pequeña variación en escaños, Susana Díaz no podría presentarse dentro del PSOE como una candidata que ha preservado el liderazgo del PSOE en Andalucía.

El PP sufre menos

Unidos Podemos lograría según la encuesta de GAD 3 seis escaños más que el 20-D. La coalición de izquierdas gana escaño por ocho circunscripciones y lo pierde en dos.

Es al PSOE al que le hace más daño esta suma, ya que Unidos Podemos le arrebata un escaño en Álava, Santa Cruz de Tenerife, Zaragoza, Jaén y Sevilla. En el lado opuesto se sitúa el PP, que solo pierde un escaño con la formación morada, el que cede en Murcia.

Con Ciudadanos mantiene Podemos una cruenta batalla por el último escaño en varias circunscripciones. Los de Albert Rivera mantienen según la encuesta de GAD 3 los 40 diputados que lograron el 20-D. Pero el reparto varía ligeramente. La suma de izquierdas les arrebata los dos escaños conseguidos en Albacete y Guadalajara, y deja a Ciudadanos con tan solo un escaño en Castilla-La Mancha, el que obtiene por Toledo.

Por contra, Ciudadanos gana a Unidos Podemos los dos únicos escaños que la suma de izquierdas pierde respecto a diciembre: un escaño por Madrid, donde Unidos Podemos logra 9 escaños frente a los 10 (8+2) que sumaron el 20-D Podemos e Izquierda Unida, y también otro por Barcelona, donde En Comú Podem baja de 9 a 8 diputados. Ese es otra de las conclusiones de este reparto provincial de escaños es que se aprecia cierto desgaste de Unidos Podemos en Madrid y Barcelona, donde desde hace un año gobiernan Manuela Carmena y Ada Colau.

En contraposición a este hecho, Ciudadanos logra mejorar su representación en las dos grandes capitales del país, donde va a centrar su campaña electoral. Lo hace también en Valencia, donde pasa de 2 a 3 diputados. Aunque en este caso no es a costa de otro partido, sino porque la circunscripción de la capital del Turia reparte el 26-J un escaño más de los que repartía el 20-D. Ese escaño que gana en Valencia por este efecto lo pierde en León, que reparte un diputado menos, por el efecto contrario.

Madina sigue sin entrar

Según este reparto de escaños por provincias, el PSOE repetiría en junio uno de los escenarios que mejor escenificaron su fracaso el 20-D. La candidatura que Pedro Sánchez encabeza en Madrid volvería a quedar en cuarta posición, superada por el PP y los dos partidos emergentes. Los socialistas obtendrían de nuevo seis diputados, lo que volvería a dejar sin acta a Eduardo Madina.

Durante los últimos meses los críticos con el liderazgo de Sánchez trataron de maniobrar sin éxito para que se adlantase el puesto del político vasco en la lista para garantizar que se garantizase su representación. Sánchez no accedió a las presiones defendiendo que la séptima plaza se trataba de un lugar «muy digno».

La encuesta también refleja otros detalles como que, ahora sí, y gracias a la suma con IU la formación de Iglesias lograría el segundo escaño por Zaragoza que no consiguió el 20-D. Quedarse sin ese acta motivó el traslado el ex Jemad Julio Rodríguez a la candidatura de Almería.

Otra conclusión es que el PP basa su victoria electoral en una posición dominante en el conjunto del país, ya que consigue ser el partido con más representación en 44 de las 52 circunscripciones. En varios casos, eso sí, empatado a escaños con otro partido. Los socialistas solo consiguen ser el partido con más escaños en 15 provincias. La suma total no es 52 porque en muchas circunscripciones varios partidos logran idéntica representación en escaños.

En el caso del País Vasco, el PSE y el PP solo logran dos diputados cada uno, y quedan claramente superados por Unidos Podemos, que con seis escaños empata con el PNV como el partido con más representación en la región. Ciudadanos sigue sin lograr escaños en el País Vasco. Pero no es la única autonomía donde los de Albert Rivera se quedan en blanco, ya que Ciudadanos tampoco tendría ningún diputado por Extremadura, La Rioja y Navarra. Es el único de los cuatro grandes partidos que no es capaz de extender su representación por todo el territorio. Ya que, al margen de Ceuta y Melilla, donde el PP logra el único diputado que corresponde a cada una de las ciudades autónomas, el PSOE, Unidos Podemos y el PP sí consiguen diputados por todas las comunidades autónomas.