Las posibilidades de encontrar a Julen con vida

Siempre queda alguna probabilidad, pero las opciones son científicamente muy limitadas

Actualizado:

Totalán continúa en vilo por Julen, el niño de dos años que cayó y quedó atrapado en el interior de un pozo. La complicada operación de rescate continúa en marcha y aunque siempre queda alguna probabilidad, las opciones son científicamente muy limitadas. Lo más peligroso es la falta de hidratación. Difícilmente se aguanta más de cinco o seis días sin beber agua. Ingerir alimentos no es tan determinante, sobre todo para un niño bien alimentado como Julen. Si está inconsciente puede haber entrado en una especie de estado de ahorro de energía que juegue a su favor.

Las posibilidades de hallar a Julen con vida se complican conforme pasan las horas. «Estamos en el tiempo límite», explicaba ayer el pediatra Jorge Muñoz, que trabaja en cooperación y que atiende a ABC desde Chad, donde está en una intervención de dos semanas. Su experiencia le dice que cada día que pasa es más complicado sacar a Julen vivo de ese angosto agujero. «El oxígeno es importante, pero si no tiene agua ni comida no sobreviviría más de una semana o diez días», señalaó Muñoz. Puede tener aire por la composición de suelo, ya que la aglomeración de piedra de pizarra –según los geólogos– deja pasar el aire.

[Siga en directo la operación de rescate]

Hace más de una semana que el pequeño Julen desapereció. Mientras no se confirme lo contrario, los equipos de rescate se apoyan en la cada vez más lejana esperanza de rescatarlo con vida.