Pedro Sánchez, en una imagen de archivo - AGENCIAS | Vídeo: Las palabras de Pedro Sánchez sobre su tesis doctoral en la entrevista concedida a Ana Pastor

Sánchez: «Hablar sobre mi tesis es enturbiar la calidad de la democracia»

El presidente del Gobierno ha confirmado que no tiene la menor intención de aclarar ante el Congreso las dudas suscitadas por su tesis doctoral, como le reclaman PP y Ciudadanos

El presidente niega «trato de favor» pese a admitir vínculos con miembros del tribunal

Actualizado:

Pedro Sánchez ha confirmado esta noche que no tiene la menor intención de aclarar ante el Congreso las dudas suscitadas por su tesis doctoral, como le reclaman PP y Ciudadanos, porque a su juicio, se trata de una mera cuestión personal que «enturbia la calidad de la democracia» si se eleva al Parlamento. «Iré a hablar de la educación, de la sanidad, de la política migratoria (...) pero todo lo que tenga que ver con una cuestión de ámbito personal, académico, que ha quedado acreditado que las acusaciones que se vertían contra mí eran falsas, solo hace enturbiar la calidad de nuestra democracia», afirmó en una entrevista concedida a La Sexta televisión.

Desde La Moncloa, el presidente del Gobierno reconoció que confía en que sus aliados parlamentarios le eviten el trance de tener que acudir a la Cámara por este asunto, que calificó de «fake news». «Yo haré lo que quiera en la Cámara. Hay dos grupos políticos (PP y Ciudadanos, que lo piden) Quiero escuhar al resto», precisó en alusión a Podemos y los nacionalistas, que frenarán la comparecencia mañana en la Junta de Portavoces.

Según Sánchez, ya ha dado suficientes explicaciones sobre su tesis doctoral, insistiendo en que era «pública desde el primer minuto», a través de artículos académicos que recogen cuestiones puntuales de su contenido, y también por el «libro generalista» que publicó en 2014 con Carlos Ocaña. Pese a que aseguró el miércoles en el Congreso que estaba disponible en internet, dio orden el viernes a la Universidad para colgarla en internet.

Sánchez rechazó acudir al Parlamento convencido de que su tesis «nada tiene que ver con la política». «Solo es difamación (...) eso no es dignificar la política, eso es enturbiarla», reseñó. El jefe del Ejecutivo socialista afirmó ser la víctima de un «ataque personal» y aseguró que irá a los tribunales contra ABC por acusarle de plagiar en su tesis doctoral. «No me voy a querellar, de hecho creo en la pluralidad informativa, la respeto y creo que un político debe asumir la crítica, pero no se puede permitir la difamación personal. Les pido públicamente que rectifiquen», insistió para acto seguido precisar que presentará una demanda «para reivindicar y restituir mi honor que ha sido mancillado».

«Yo no soy fiscal»

El presidente del Gobierno negó haber cometido plagio alguno, aseguró que él es el único autor del trabajo y que no recibió trato de favor de un tribunal pese a que uno de sus miembros había escrito con él un artículo previamente sobre la materia. «No lo tuve, en absoluto», dijo para acto seguido reconocer sus vínculos con sus miembros. Juan Padilla, actual director general del centro, publicó dos artículos científicos con Sánchez meses antes de la defensa de la tesis, y fue uno de los que le otorgó un cum laude. Juan Padilla, actual director general del centro, publicó dos artículos científicos con Sánchez meses antes de la defensa de la tesis. Preguntado por si Padilla no debió inhibirse, se limitó a replicar que el tribunal fue «acorde a la ley». «Que haya una persona que haya participado conmigo en un determinado artículo académico no tiene nada que ver. Se cumplió con la legislación», se reafirmó.

Sánchez desligó su caso del de la ministra de Sanidad Carmen Montón, que dimitió el martes por plagiar su trabajo de máster. «Agradezco que haya dado un paso a un lado», apuntó tras «defender» su «gestión pública». Rechazó que tuviera que haberle dado explicaciones previas por su polémico curso en la Rey Juan Carlos:_«Yo no soy un fiscal. Soy el prsidente del Gobierno». Y reiteró la idea de que su gabinete «ejercita una enorme dosis de ejemplaridad».

«No hay rectificaciones, solo ruido»

El líder socialista ha reconocido que la ministra de Defensa, Margarita Robles, no vio el impacto que podría tener para el conjunto de las relaciones económicas entre España y Arabia Saudí la decisión de paralizar la entrega de las 400 bombas de guiado láser. Ante un dilema «muy delicado» y «complejo», Sánchez decidió intervenir rectificando la decisión de la ministra para priorizar y mantener la relación comercial con el país saudita, al tiempo que no se ponían en riesgo los puestos de trabajo en los astilleros de Navantia en la bahía de Cádiz.

A pesar de estas explicaciones, el presidente ha negado que su Ejecutivo esté protagonizando diversas rectificaciones en sus primeros cien días y ha asegurado que lo que existe es «ruido». Según Sánchez, lo único que puede achacarse a su Gobierno es alguna «disfuncionalidad», como en el caso del impuesto al diésel, pero eso subraya que no es una rectificación.

Sánchez ha negado que su Gobierno haya protagonizado devoluciones en caliente de inmigrantes y ha asegurado que en todo momento se ha respetado escrupulosamente la legalidad. Sí ha admitido que el Gobierno puede haber cometido errores en el proceso inicial para la reforma de RTVE, pero ha resaltado que se logró el objetivo de desbloquear la situación. Respecto a la exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos, ha expresado su confianza en que se haga efectiva antes de fin de año y ha reiterado que no cree que este lugar pueda tener una resignificación y, por tanto, él es partidario de que se convierta en un cementerio civil.

En materia económica, el presidente del Gobierno ha destacado el plan de choque contra el desempleo juvenil que pretende poner en marcha antes de fin de año y ha considerado «perfectamente compatible» sus acuerdos con Podemos con el cumplimiento de los compromisos con Bruselas. Además, ha garantizado que los presupuestos del próximo año garantizarán el poder adquisitivo de los pensionistas porque la subida se ligará al IPC, y ha dicho que le gustaría aprobarlos con el apoyo de los mismos partidos que respaldaron la moción de censura con la que accedió a la Moncloa.

Sánchez ha evitado pronunciarse sobre la conveniencia o no de que los dirigentes independentistas permanezcan en prisión, pues quiere «respetar la autonomía del poder judicial». El presidente defiende la vía del diálogo con el presidente de la Generalitat y ha insistido en que «Torra lo que tiene que hacer es abrir un diálogo entre catalanes». Además, ha vuelto a negar que hubiera una rectificación respecto a la defensa del juez Pablo Llarena en Bruselas ante la demanda que le planteó el expresident Carles Puigdemont.