Pablo Fernández, Isaura Leal, Manuel Campo Vidal, Ignacio Cosidó y Aurora Nacarino-Brabo
Pablo Fernández, Isaura Leal, Manuel Campo Vidal, Ignacio Cosidó y Aurora Nacarino-Brabo - Isabel Permuy

Los partidos apuestan por un Pacto de Estado contra la despoblación

PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos participan en un debate sobre el reto demográfico

MadridActualizado:

El debate sobre la despoblación en la España vaciada no cesa, a pesar de la ironía que supone que donde lo haga sea en Madrid. El Centro de Estudios Superiores Next, en pleno centro de la capital, acogió ayer el coloquio entre Ignacio Cosidó (PP), Isaura Leal (PSOE), Aurora Nacarino-Brabo (Ciudadanos) y Pablo Fernández (Unidas Podemos). Moderados por Manuel Campo Vidal, discutieron sobre las propuestas de cada uno de sus partidos para paliar uno de los grandes desafíos a los que se enfrenta el futuro, pero también el presente, de la sociedad española.

Durante la hora y media que duró el evento, todos tuvieron oportunidad de exponer sus medidas para combatir la despoblación de la España interior. Cosidó defendió la ley de maternidad que el PP llevará en su programa electoral, eliminando los obstáculos que puedan encontrar las mujeres que quieran tener más hijos. Habló de medidas de conciliación y de crear oportunidades para los jóvenes con el objetivo de «recuperar el orgullo de ser de pueblo», no sin antes decir que a «la España vacía» prefiere llamarla «la España de las oportunidades».

Leal, que hasta hace poco fue la Comisionada del Gobierno frente al Reto Demográfica, destacó el papel de las diputaciones para enfrentarse a la despoblación y defendió a Pedro Sánchez como el garante de «la igualdad de oportunidades y no discriminación entre quienes viven en medios rurales o urbanos». Reivindicó el papel que las mujeres ocupan en el mundo rural, que «intentan sacar adelante proyectos de futuro».

Nacarino-Brabo, candidata de Ciudadanos por Burgos, defendió la necesidad de que haya políticas contra la despoblación con un ejemplo: todos los habitantes de la provincia de Soria caben en el Camp Nou. Aseguró que los que abandonan los pueblos lo hacen «porque no tienen más remedio» y, para evitarlo, su partido propone tarifas superreducidas para autónomos y exenciones fiscales para padres y madres durante los tres primeros años de vida de sus hijos.

El secretario general de Podemos en Castilla y León, Pablo Fernández, aseguró que era necesario acabar con este desequilibrio «para avanzar hacia un país más justo y digno». Reclamó «voluntad política» para «llenar de vida nuestros pueblos» mejorando la sanidad y la educación pública. Además, pusó a los pueblos en el centro de «la apuesta por las energías renovables» para crear empleo: «Tenemos aire, viento y sol».

«Y tú más»

Cosidó puso en valor la caza, la pesca y la tauromaquia: «Una ministra de Medio Ambiente que dice que eso hay que prohibirlo o un PSOE en La Rioja que prácticamente lo prohíbe es la puntilla para el mundo rural». Además, todos los intervinientes defendieron la Política Agraria Común (PAC), aunque Fernández aseguró que «a día de hoy favorece a grandes terratenientes y perjudica a mujeres y jóvenes».

Las infraestructuras y las comunicaciones centraron uno de los bloques del debate. Todos coincidían en la necesidad de vertebrar el territorio con mejores carreteras y ferrocarriles, además de mejorar la conexión a internet para fomentar el teletrabajo y el desarrollo de pymes. Precisamente este punto produjo que Leal y Cosidó se enfrentaran. El representante del PP defendió el plan «300x100» del Gobierno de Rajoy (300 Mb para el 100 % de la población), que el Ejecutivo de Sánchez había rebajado, según Cosidó, al «30x90»: 30 Mb para «al menos» el 90 % de la población rural.

Lo cierto es que gran parte del debate estuvo protagonizado por el «y tú más» que se dedicaban PSOE y PP entre ellos. Leal defendía que el gobierno del PSOE había «sacado del cajón» medidas olvidadas por el PP, mientras que Cosidó criticó la política económica socialista que llevó a España a la crisis. La representante de Ciudadanos, que junto al de Podemos había quedado al margen en ese momento del debate, criticó que aquello parecía «el día de la marmota». «PSOE y PP discutiendo por quién lo hace peor», afirmó.

Pacto de Estado

Preguntados por el moderador, todos manifestaron su voluntad de alcanzar un pacto de Estado por la España vaciada. Sin embargo, en este punto del debate salió a colación el conflicto catalán. La representante de Ciudadanos aseguro que no podía incluir a «aquellos partidos que tienen un proyecto contra España», recriminando al Gobierno de Pedro Sánchez su negociación con los nacionalistas. Nacarino-Brabo también puso a debate el «cuponazo», definiendo el régimen foral del País Vasco como «opaco, solidario e injusto, avalado por sucesivos gobiernos del PP y el PSOE»

Leal afirmó que «los socialistas reivindicamos la Constitución desde al artículo 1 hasta el último. Nos creemos muy en serio los principios y valores de igualdad, equidad y justicia». Y respondió a Nacarino-Brabo: «No puedo tolerar que cuestiones la lealtad del presidente del Gobierno con España y los españoles». El debate no continuó por esta línea por las quejas de todos los intervinientes, también del moderador.

Los ecos de la manifestación del pasado domingo en Madrid también hicieron acto de presencia, sobre todo gracias al moderador, Campo Vidal, que leyó el manifiesto. Aseguró que «hubo un grito desgarrado», pero «se dio un paso esperanzador». Pidió a los políticos participantes en el debate que sus propuestas no fueran «una manifestación de buena voluntad en periodo electoral» porque «aspiramos a que el mundo rural se incorpore en la agenda de los Gobiernos». «Aquello no terminó allí, aquello continúa».