Arnaldo Otegui y Quim Torra se abrazan durante el acto de hoy
Arnaldo Otegui y Quim Torra se abrazan durante el acto de hoy - EFE

Otegui y Torra negocian de igual a igual y se apropian de la bandera navarra

Ambos se reunieron minutos antes de que diera comienzo una conferencia sobre el derecho a la autodeterminación

VitoriaActualizado:

San Sebastián fue la segunda parada de Quim Torra en su visita al País Vasco después de entrevistarse en Vitoria con el lendakari, Iñigo Urkullu. El Kursaal de la capital guipuzcoana acogió este miércoles una conferencia de la plataforma sobernaista Gure Esku Dago que contó con el presidente de la Generalitat como invitado especial. Al encuentro también asistió el coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegui, quien hizo las labores de anfitrión con el dirigente catalán.

El encuentro entre ambos dirigentes, que se produjo apenas unos minutos antes de que diera comienzo la ponencia, se produjo en una sala presidida por tres banderas. No resulta extraño que la española no estuviera entre ellas, pero sí que a cambio estuviera presente la enseña del Reino de Navarra.

EFE
- EFE

No pasó por alto la aparición de la bandera navarra, territorio históricamente reclamado por la izquierda radical vasca, que presidió el relajado encuentro entre ambos dirigentes. Tampoco hubo rastro de la bandera española en la reunión que horas antes mantuvieron Torra y Urkullu, frente a quienes colocaron una planta con las enseñas de Cataluña y el País Vasco.

Al término de la reunión, el propio Torra se encargó de incidir en la búsqueda del derecho a la autodeterminación de ambos territorios, y reclamó abiertamente a Pedro Sánchez la celebración de una reunión de carácter «bilateral» para buscar una solución «política» a la crisis territorial.

«Aspiraciones de libertad»

Al término del encuentro, Torra realizó su ponencia en el Kursaal, donde emplazó al nacionalismo a no rebajar «sus aspiraciones de libertad».

Torra ha abogado por «seguir avanzando» en el proceso hacia la independencia de Cataluña y ha animado a los nacionalistas vascos a seguir la misma senda a través de una «coordinación estable» entre las distintas fuerzas soberanistas, sin «rebajar las aspiraciones de libertad».

Ha defendido también que nacionalistas catalanes y vascos se unan en un «frente democrático en defensa de las libertades» porque juntos ambos pueblos, ha proclamado, «son más fuertes y más libres».