El general Varela, en su despacho en el cuartel general del Ejército de Tierra
El general Varela, en su despacho en el cuartel general del Ejército de Tierra - MAYA BALANYÁ
ENTREVISTA CON EL JEFE DEL EJÉRCITO

«En Malí quedó demostrada la preparación del soldado español»

«Estamos preparados para liderar la misión de la UE en ese país»

MadridActualizado:

-Esta semana cuatro militares de la Brigada «Galicia» VII, del Ejército de Tierra, fueron noticia en Malí al impedir un atentado yihadista en la base de la UE en Koulikoro. ¿Qué nos puede contar?

-En Malí quedó demostrada la preparación del soldado español. Fue una reacción rápida. Todo un ejemplo de cómo la preparación que da el Ejército de Tierra a los contingentes que se despliegan en el exterior está dando sus frutos. Fue el resultado de ese adiestramiento en una misión donde el riesgo siempre está presente. Todos los militares estamos concienciados de que ese tipo de acciones pueden pasar en cualquier momento.

-España aspira a liderar la misión en Malí a finales de año y en 2020. ¿Se incrementarán las tropas que ahora se sitúan en los 300 efectivos?

-El liderazgo de la misión es una propuesta que tiene el Ministerio de Defensa y el Estado Mayor de la Defensa. Si se asume ese mando, supondrá un incremento en el contingente porque aportaríamos personal del «staff» del personal y un incremento de capacidades. Estamos preparados y creo que sería positivo que España lidere la misión.

-¿Puede haber un despliegue del helicóptero NH-90 en el exterior, lo que supondría su estreno en una misión internacional?

-Estamos estudiando el despliegue del NH-90 en Irak. Lo lógico es tener los sistemas de armas de más alta calidad que tenemos en operaciones, lógicamente. No está decidido aún. Por parte de materiales y tripulaciones no vemos ningún problema, el tema es la financiación y si podemos sostener el sistema logístico desde el Ejército de Tierra.

-¿Qué experiencia está reportando el actual despliegue de tres helicópteros Chinook y tres Cougar en Irak?

-La principal enseñanza es la del despliegue en una «Task Force» estadounidense. Siempre que hemos volado con ellos lo hacíamos con una unidad intermedia, en este caso la forma de volar que tenemos es a través de tripulaciones que están al mismo nivel que el resto de tripulaciones estadounidenses. Ese es un nivel de cooperación que no habíamos alcanzado hasta ahora.

-En Letonia el Ejército despliega 350 efectivos con seis carros de combate Leopardo y catorce vehículos de combate Pizarro. ¿Podría ampliarse el contingente con el envío de más carros de combate?

-Las autoridades letonas nos piden más carros de combate, por el efecto de disuasión que producen. Hemos hecho un estudio y podríamos desplegar perfectamente una sección más [sería otros seis carros de combate], siempre y cuando se nos ordene a nivel político y del Jemad. También estamos pensando en la posibilidad de desplegar una batería de artillería mixta de 105 mm. y 155 mm. porque Letonia presenta unos campos de maniobra que son muy útiles para probar la munición expandida de largo alcance de 45 kilómetros, ya que en España no existe ningún campo de tiro que nos permita hacer las pruebas con este tipo de munición. Es otra opción que estamos planteando al Jemad para hacer un ejercicio de certificación en Letonia.

-¿Continuará el Ejército en la misión de la OTAN en Turquía, país que podría adquirir un sistema de defensa antiaérea a Rusia?

-Es también una decisión política. ¿Postura nuestra? No nos importa seguir. Turquía también podría comprar misiles Patriot, creo que han hecho la petición, y ahí el Ejército podría adiestrarles.

-Las operaciones especiales cobran importancia en las nuevas crisis...

-Así es. Estamos potenciando nuestra unidad, que es el Mando de Operaciones Especiales (MOE) con nuevos sistemas de radios individuales, RPAS [drones], vehículos de movilidad táctica, idiomas como el árabe... Y otras capacidades que no le puedo desvelar.