Llarena rechaza la extradición de Puigdemont solo por malversación y cancela la euroorden

O todo, o nada. El juez Llarena se niega a aceptar la entrega de Puigdemont sólo por el delito de...

Actualizado:

O todo, o nada. El juez Llarena se niega a aceptar la entrega de Puigdemont sólo por el delito de malversación. Es su respuesta a la Justicia alemana. La retirada de la orden europea e internacional de detención también la hace extensiva a los ex consejeros huidos en Bélgica, Suiza y Escocia. Todos ellos recuperan su libertad de movimientos, salvo en España. Aquí sigue vigente contra todos ellos la orden de detención e ingreso en prisión. De esta forma, Puigdemont y los otros cinco exconsejeros no podrán volver a España sin riesgo de ser detenidos hasta que no prescriban los delitos que les imputan. Y eso es un largo plazo de 20 años, pero con una amenaza latente. El juez puede reactivar la euroorden cuando crea que el país en el que se puedan encontrar los huidos es más receptivo a su entrega. En las redes sociales, Puigdemont tachaba este paso como una muestra de debilidad. Opinión refrendada por su sucesor. Quim Torra  Por segunda vez, el estado tiene que retirar euroordenes como si fuera un menú a la carta, la credibilidad está por los suelo. La explicación. Debilidad o no, El juez Llarena insiste en que bajo el marco de la Unión Europea, Bélgica o Alemania no pueden cuestionar una euroorden del Tribunal Supremo español.