El juicio del «procés» en directo: Romeva asegura que «es imposible preparar una insurrección popular a bombo y platillo»

El Tribunal Supremo afronta la cuarta jornada del juicio por el 1-O con las declaraciones de Turull y Romeva

Para seguir el juicio en streaming, pinche sobre la imagen

Actualizado:Actualizar

18.45Opinión de Hermann Tertsch: Romeva insiste en los cerros de Úbeda. Hay un largo historial de advertencias del Constitucional y de amenazas de todos los juzgados que convierten en humo todo lo que digan sobre sus convicciones. La única conclusión posible es que se saben culpables. Y que van a estar así hasta el final. Porque responder con esas historiad es no responder.

18.08Finaliza la declaración de Romeva y el presidente de la Sala, Manuel Marchena, suspende hasta mañana el juicio del «procés». Como las anteriores, la jornada comenzará a las 10.00 y se continuará con los interrogatorios a los acusados. Como han informado hoy Nati Villanueva y Luis P. Arechederra, no será hasta la semana que viene cuando comenzarán los interrogatorios a los testigos, entre los que destacan Mariano Rajoy, Soraya Sáenz de Santamaría y Roger Torrent.

18.06Romeva, sobre por qué no huyó de España: «Estoy convencido de que lo que hicimos es lícito y legítimo. No tengo miedo a defenderlo aquí. El quid, la piedra troncal de todo este argumentario, el principio democrático. Venir aquí y defender estos principios eran una responsabilidad y un deber».

18.04Romeva: «Tenía el convencimiento de que el referéndum no era un ilícito penal. No lo era. No lo es. Si en 2005 se elimina este aspecto del Código Penal, tengo que pensar que no estoy cometiendo ningún ilícito penal» y cree que «no había ninguna razón para pensar que podría haber violencia».

18.03Romeva: «Visto lo visto, que no nos entendíamos en la vía bilateral, quizás era pertinente que terceras personas nos pudieran ayudar. El problema fue el de siempre: cuando estas personas intentaban contactar con el Gobierno español, no hubo respuesta».

18.00Romeva: «(El 18 de octubre) lamenté la violencia. E hice otra cosa: recordé en el corazón de Europa que si ante un debate político la respuesta era la represión policial y judicial no es Cataluña ni España quien tiene un problema, sino Europa. Insté a las instituciones europeas a atender a lo que estaba ocurriendo en España».

17.54Romeva: «Por parte de la ciudadanía vi una determinación cívica y pacífica, la de emitir un voto, su legítimo derecho, y una respuesta de resistencia pasiva, no violenta. Esa resistencia provocó una enorme cantidad de víctimas civiles (...), alrededor de un millar».

17.52Romeva: «Había una firme determinación cívica y pacífica por llevar a cabo el ejercicio del derecho a voto. Es lo que yo viví y contaté tanto en mi colegio como en muchos otros. Vi violencia, claro que sí: la que ejercieron de forma incomprensible e injustificada las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado».

17.50Romeva, sobre el 1 de octubre: «No solo apelamos a la votación. Nos comprometimos a respetar el resultado fuera el que fuera».

17.43Opinión de Manuel Marín: Dice Romeva que no había ninguna razón para no celebrar el referendum porque emanaba de la voluntad popular. Olvida el pequeño detalle de una resolución del TC que expresamente lo prohibía. Se encela en los argumentos políticos, y elude la obligatoriedad de cumplir la ley. Insiste en que todo era lícito, legítimo y legal. No es palabra suya contra la del fiscal. Basta con leer la Constitución para saber que no contaban con autorización para una consulta. Y la organizaron desafiando al Estado. El juicio empieza a convertirse en un partido de tenis de intercambio de versiones políticas inocuas. Aquí se dirimen delitos.

17.41Romeva: «No he visto todavía ni una sola acción llevada a cabo por nuestro departamento que sea constitutiva de delito. Por tanto, ¿en base a qué se considera malversación los gastos que tienen que ver con acciones lícitas y acordes con el mandato y las competencias que como departamento teníamos atribuidas? (...) ¿Cómo puede ser ilícito hacer una conferencia en el Parlamento Europeo?».

17.39Romeva: «No había ninguna razón para renunciar a un referéndum».

17.38Romeva: «Es imposible preparar una insurrección popular a bombo y platillo. Explicábamos cada uno de los movimientos que hacíamos, explicábamos a todo el mundo qué hacíamos, por qué lo hacíamos y por qué no podíamos hacerlo de otra forma, porque nos habíamos encontrado, como decía el señor Junqueras, con una silla vacía».

17.37Romeva, sobre la violencia: «Preocupa mucho en Bruselas. Pero entonces fui muy explícito también. Basándome en los hechos, en las experiencias, en que todas las manifestaciones habian sido siempre públicas y pacíficas, a la par que persistentes, no tenía ninguna razón para que el día 1 de octubre fuera diferente. Basándome únicamente en esa experiencia».

17.34Romeva: «Lamentamos y criticamos este hecho puntual (el de los destrozos en los vehículos policiales el 20 de septiembre). En absoluto se puede utilizar para condicionar que miles de personas se manifestaran cívicamente y pacíficamente».

17.33Romeva: «Las manifestaciones también tuvieron lugar en Madrid. Desde el punto de vista democrático estamos ante el legítimo derecho a la protesta».

17.32Romeva: «Todo derecho a la protesta debe llevarse a cabo por métodos pacíficos (...) y mucho menos usando armas, que es por lo que se nos acusa de rebelión. Pero las únicas armas que hubo ese día eran de la Guardia Civil».

17.31Romeva: «Las democracias deben garantizar el derecho a la protesta, incluso cuando va contra uno mismo. Es obvio que una democracia que cercena el derecho a la manifestación es una democracia frágil que no cree en sus propios pilares».

17.30Romeva, sobre si hubo un alzamiento ese día: «En absoluto. (...) Lo que yo vi ese día fue una manifestación».

17.29Romeva, sobre las manifestaciones del 20 de septiembre: «Ante la represión, no violencia. Y este fue el mandato que nosotros aplicamos, predicamos y practicamos».

17.27Opinión de Manuel Marín: Romeva retorna al argumento mitinero. Es otro «preso político» en su derecho de reclamar el derecho de autodeterminación por la vía pacífica y cívica. Esto ya se ha oído antes. No contesta más que a su abogado. Pero combatir así una acusación penal tan seria como la que pesa sobre él es tanto como renunciar a su defensa jurídica. Mitin de pancarta y tribuna parlamentaria. No defensa de banquillo.

17.26Romeva: «Aquellos objetivos que se han perseguido por la vía violenta tienen un 26 por ciento de éxito. Aquellos que han perseguido sus objetivos por la vía no violenta, el porcentaje de éxito llega al 53 por ciento. Es decir, no solo por ideología defiendo la vía no violenta, sino por claro pragmatismo: estoy convencido de que así es mucho más probable conseguir el objetivo. Fíjense ustedes si tengo claro que la vía violenta no es deseable, es del todo descartable».

17.24Romeva: «Nunca jamás hemos hecho una incitación a la violencia».

17.23Romeva: «Teniendo en cuenta que estamos en una democracia no militante, ¿cómo se puede perseguir penalmente defender públicamente desde cualquier atalaya, privada o institucional, el derecho a la autodeterminación? Desde mi punto de vista, esto es inconcebible».

17.20Romeva: «Cuando he tenido responsabilidad institucional, he defendido el derecho a la autodeterminación sin ningún problema ni rubor. Lo hacía como diputado del Parlamento Europeo y como Consejero, (...) pero es que no es delito»

17.18Romeva: «Pido que alguien me diga cuándo mi departamento o la Generalitat representó al Estado, firmó un tratado internacional o hizo tareas consulares. Si estas tres cosas, que son las que no se pueden hacer, no se hicieron, en base a qué se considera ilícita la acción del Departamento de Relación Exterior».

17.16Romeva: «El Estatuto de Cataluña, de una forma específica, establece que el Govern tiene la obligación de llevar a cabo acción exterior, con algunas restricciones especificadas en el artículo 149 de la Constitución Española».

17.12Romeva, sobre la inviolabilidad de los diputados: «Era una garantía para cualquiera de los 135 diputados del Parlamento (...) y es una cláusula absolutamente necesaria para garantizar el pluralismo político y las libertades, como la de expresión».

17.09Romeva: «Los Parlamentos deben y pueden hacer resoluciones políticas fruto del debate parlamentario, basados en la inviolabilidad parlamentaria a la hora de emitir juicios y opiniones. Esa resolución 1/11 es un producto parlamentario libre que responde a todos esos principios y es un texto coherente con las mayoría que habían surgido de las elecciones del 27 de septiembre de 2015».

17.07Romeva, sobre las elecciones de 2015: «Son la prueba fehaciente de que los actores políticos en Cataluña hacen lo que se espera de ellos: escuchar. Después de varios años de demostraciones pacíficas por parte de la ciudadanía, siendo conscientes de que el 80 por ciento de la población está de acuerdo con votar, algunos actores políticos responden a esa demanda y ofrecen una respuesta política que después es ratificada en las urnas».

17.04Romeva: «Entendemos y defendemos que esta demanda es perfectamente compatible con ese diálogo continuado y constitucionalista y que desde la perspectiva de una democracia liberal en la que nos ubicamos, espero, el Estado de Derecho no se puede imponer, no puede subvertir el principio de legitimidad democrática».

17.02Romeva: «No solo no se puede declarar inconstitucional sino que es perfectamente compatible con el diálogo constitucionalista continuado». «Las Constituciones son textos dinámicos que deben evolucionar con las sociedades».

17.01Romeva recurre a las sentencias del Tribunal Supremo de Canadá para justificar el referéndum y afirma que «lo que nosotros hicimos es basarnos básicamente en el principio democrático, que por lo demás, en el tratado de la Unión Europea está en términos de igualdad, no más, pero tampoco menos, con el principio de legalidad».

16.57Con un discurso idéntico al de Junqueras, Romeva, que se ha definido como un «preso político», ha situado el punto de inflexión del independentismo en 2010, con la sentencia del TC sobre el Estatut. «Esa dramática sentencia supuso una ruptura emocional profunda para mucha gente que generó que la gente tuviera la sensación de que se había roto algo muy serio». Romeva ha justificado el derecho a la autodeterminación cuando «ya se ha intentado todo antes» y ha recordando que desde 1991 se han celebrado 56 referendos de autodeterminación, 26 de ellos sin el consentimiento del Estado matriz. Informa Nati Villanueva.

16.55Romeva: «Las relaciones basadas en la represión, en el amordazamiento, nacen en una situación muy precaria. Son tóxicas y suelen fracasar. (...) Esa sentencia del TC afectó en lo más íntimo de las emociones de mucha gente».

16.54Romeva: «Cuando uno hace política, entiende que para llegar a acuerdos uno tiene que hablar. Segundo: a veces, cuando se habla, se llega a puntos de acuerdo y de ahí salen los pactos. Pero si no hay diálogo no hay pacto. A lo que yo instaba era a hablar, a asumir una realidad que para mucha gente era incómoda. Y esto es muy importante. (...) Pero creo que solo los doctrinarios ante un debate incómodo se tapan los oídos y amordazan a los otros».

16.51Romeva: «De ningún modo ha habido nunca una animadversión a nada ni a nadie. Lo que ha habido es un apelo al respeto, a la democracia, a la dignidad, pero siempre desde el respeto mutuo».

16.50Romeva: «Hay muchas discrepancias con el texto de la Fiscalía. Una de las más relevantes es cuando sitúan el inicio del proceso en 2012. Cualquier observador más o menos atentos es consciente de que el punto de inflexión no es 2012, sino 2010. Ello es así porque yo, y miles de personas en Cataluña, yo no "estuve" independentista, yo "estaba" federalista. (...) ¿Por qué? Por la sentencia del Estatut del Tribunal Constitucional, un tribunal altamente politizado que emitió una sentencia dramática que supuso una ruptura emocional profunda para mucha gente». Y concluye: «Estabamos ante la ruptura de un pacto de forma unilateral».

16.45Romeva carga contra Vox: «Aquellos que amenazan a la Europa de los derechos y las libertades se sientan en el estrado de las acusaciones. Esto es un hecho que debería incomodar a los demócratas. Es, desde mi perspectiva europeísta, difícil de concebir».

Ver más