José Blanco, exministro de Fomento, durante la Comisión de Investigación
José Blanco, exministro de Fomento, durante la Comisión de Investigación

José Blanco culpa al maquinista del Alvia del accidente en Angrois

El exministro de Fomento ha asegurado en la Comisión parlamentaria que investiga el accidente que «si el maquinista hubiera cumplido, no estaríamos en esta situación»

MadridActualizado:

El exministro de Fomento y actual eurodiputado socialista, José Blanco, ha responsabilizado al maquinista de lo ocurrido el 24 de julio de 2013 en Angrois. En concreto, Blanco ha asegurado que «habría sido anormal que el tren pasara de los 80 km por hora habiéndose preparado al maquinista» y recalcando que existía «documentación a bordo, cuadro de velocidades, ASFA (un sistema de seguridad)». «Por lo tanto, si el maquinista hubiera cumplido con todo eso, no estaríamos en esta situación».

José Blanco ha dicho estas palabras en la Comisión parlamentaria que investiga el accidente del Alvia Madrid-Ferrol, que tras descarrilar en el acceso a Santiago de Compostela dejó un saldo de 80 fallecidos. El exministro ha incidido en esta idea, recalcando que la curva estaba preparada incluso para soportar «el doble de la velocidad de la que estaba señalizada, a 160 km/h», y el maquinista priorizó «una llamada telefónica sobre el tiempo de frenada».

Blanco también ha negado que hubiera prisas en la inauguración de la infraestructura: «Resulta llamativo afirmarlo cuando en ese momento se me acusaba de retrasos». Además, ha asegurado que las elecciones generales de 2011 no influyeron: «El 23 de junio de 2011 se anunció la fecha de puesta en servicio para el 10 de diciembre». Con posterioridad, «el presidente del Gobierno convocó elecciones para el 20 de noviembre» y tras la victoria del PP «transmitimos la posibilidad de retrasar la puesta en marcha de la línea y dejarla en manos del nuevo Gobierno. La respuesta fue que no había problema alguno».

Petición de disculpas

José Blanco ha aprovechado también la comisión de investigación para pedir disculpas a los familiares de las víctimas: «Mis más sinceras disculpas si por acción u omisión, de hecho, o de palabra, a lo largo de este tiempo no he podido o no he sabido contribuir a paliar el dolor causado por esta tragedia».