Pablo Iglesias, candidato por Unidas Podemos en las eleccioens generales 2019
Pablo Iglesias, candidato por Unidas Podemos en las eleccioens generales 2019

Iglesias fía la recuperación de Unidas Podemos a la campaña

En directo, sigue la campaña electoral 28A de las elecciones generales 2019

Mérida (Badajoz)Actualizado:

Sin su secretario general marcando el ritmo, Podemos se desinfló en los sondeos y se evidenció la desmovilización de su electorado. Sin embargo, la vuelta de Pablo Iglesias de su baja supuso un tímido revulsivo. Un día antes del inicio de la campaña, el pasado viernes, la formación crecía 0,5 puntos porcentuales con respecto a la semana anterior, según GAD3. En el partido confían en mantener esa tendencia lo que queda de campaña para poder revertir los resultados devastadores que apuntan las últimas encuestas.

Ayer, durante una entrevista en Cadena Ser, Iglesias desestimó el último barómetro del CIS que refleja que la formación perdería la mitad de sus escaños. «El campo de esa encuesta es de antes de que yo volviera de mi permiso de paternidad, creo que han pasado muchas cosas en estas semanas», sostuvo el líder de Podemos, en referencia a la instrucción en la Audiencia Nacional que investiga al excomisario Villarejo y en la que se buscaba perjudicar a su formación. Las últimas semanas el secretario general de Podemos utilizó en reiteradas ocasiones la trama de Villarejo como baza electoral, una coyuntura que no podían desaprovechar, pero desde que arrancó la campaña ha preferido priorizar un discurso que repase las propuestas que la formación defiende en su programa y ponga «a la gente en el centro». Ademas, ha intensificado las críticas al PSOE y a un futuro pacto entre en los socialistas y Ciudadanos, como ya ocurrió en 2016.

Durante los diez días que quedan por delante pondrán en marcha toda su maquinaria electoral para conseguir movilizar a su electorado, sumido en descontento que pone en riesgo su representación en muchas circunscripciones clave. El líder de Podemos aseguró ayer en La Rioja que se esperan «sorpresas» porque siente que está consiguiendo reconectar con un electorado que se advertía perdido: «No sentía nada igual casi desde 2014».

Por otro lado, ayer el secretario de Organización, Pablo Echenique, apuntó hacia la importancia de los votantes indecisos (un 40 por ciento según el último barómetro del CIS). Convencer a aquellos que dudan entre ellos o los socialistas será clave para evitar la debacle tras el 28-A y no tener una posición dependiente del PSOE, que les come apoyos por la izquierda.