El portavoz del PNV, Aitor Esteban, charla con la ministra Meritxell Batet - EFE

El Gobierno comienza contactos con el PNV ante el rechazo de ERC

La ministra de Hacienda se reivindica como negociadora frente a Pablo Iglesias

MadridActualizado:

El Gobierno y el PNV mantendrán su primera reunión para negociar los Presupuestos Generales del Estado esta semana. Así lo anunció ayer el portavoz del grupo vasco en el Congreso de los Diputados, Aitor Esteban, a la entrada de la Junta de Portavoces de la Cámara Baja. La reunión se producirá tan solo unos días después de que el secretario de Podemos, Pablo Iglesias, se reuniera este lunes con el lendakari, Iñigo Urkullu, para hablar sobre las cuentas.

El anuncio desconcertó al Gobierno, que insistía en su vocación de mantener encuentros «discretos». Pero tras las palabras de Hacienda terminaron por reconocer que los contactos ya han comenzado.

El Gobierno ya había asegurado que el primer partido con el que hablaría sobre los Presupuestos sería con el PNV, aunque la semana pasada Esteban informó de que no se había producido ningún contacto. El portavoz de los nacionalistas vascos rechazó desvelar la fecha y el lugar de la primera negociación con el Ejecutivo, e insistió en que no informaría del «minuto a minuto» del estado de las conversaciones. La negociación por parte del Gobierno la pilotará la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que ayer se reivindicó como la persona que negocia los Presupuestos, ante la agenda de contactos desplegada por el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias. «Este Gobierno ni tiene emisarios ni representantes que gobiernen en su nombre, ni habilita a diputados», dijo Montero, que aseguró que no le corresponde hacerse cargo «del comportamiento de otros líderes».

Lejos del acuerdo

El portavoz del PNV avisó, como ya hiciera el lunes el presidente del partido, Andoni Ortuzar, de que no apoyarían el acuerdo presupuestario alcanzado por Sánchez e Iglesias hasta que no se vayan «completando» los compromisos que adquirió el presidente en la moción de censura, así como los acordados en los Presupuestos pactados con el Gobierno del PP. Pidió, además, que se establezca una relación con el gobierno vasco sobre la comisión bilateral y el Estatuto. «Mientras no veamos que eso se va completando, y que hay voluntad, no vamos a negociar el Presupuesto».

Los que insisten en que no se sentarán a negociar las cuentas con el Gobierno son los diputados de ERC, que no se mueven de su exigencia de que el Ejecutivo inste públicamente a la Fiscalía a rectificar las condenas a los presos del «procés». Su portavoz en el Congreso de los Diputados, Joan Tardá, declaró que el Ejecutivo no les llamó para mantener ninguna reunión, «pero tampoco iríamos», enfatizando que «ya nos conocemos bastante para hacer payasadas. No tiene sentido que nos inviten; no participaremos si no hay ese movimiento previo».