Homs llega al Tribunal Supremo
Homs llega al Tribunal Supremo - JAIME GARCÍA

El fiscal del juicio a Homs: «La democracia es la sumisión de todos los poderes a la ley»

El diputado nacionalista asegura que habrá referéndum y que ninguna sentencia «modificará» su conducta política

MadridActualizado:

En la ultima sesión del juicio, el fiscal que acusa al diputado Francesc Homs ha destacado el valor de la ley como clave de bóveda del Estado de Derecho. «La democracia es la sumisión de todos los poderes, especialmente los públicos, a la ley», ha afirmado el representante del Ministerio Público que ha mantenido este miércoles su petición de 9 años de inhabilitación para cargo público contra Homs, al que atribuye los delitos de prevaricación y de desobediencia grave.

El fiscal ha calificado la huida hacia delante de la Generalitat, que mantuvo sus planes y celebró el 9 de noviembre una consulta ilegal suspendida por el TC, como «un desafío a la legalidad, un pulso al Estado de Derecho por el gobierno de una Comunidad Autónoma que decidió desoír el mandato del TC». El antiguo presidente de la Generalitat en el momento de los hechos, Artur Mas, fue juzgado por los mismos hechos en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

La exposición de argumentos del fiscal ha buscado desmontar las explicaciones de Homs, que el pasado lunes fue interrogado y denunció que el mandado del TC era «inconcreto» y que estaban obligados a continuar para satisfacer los derechos fundamentales de los ciudadanos catalanes. El fiscal ha replicado que no se pueden vulnerar unos derechos que no se tienen, como un menor de 16 años que quisiera votar en unas elecciones generales, y que la providencia del TC era clara y suspendió la convocatoria mientras se dedicaba a analizar el fondo del asunto.

El representante del Ministerio Público, en un alegato final calificado de «brillante» por la abogada de Homs, ha señalado que la Generalitat interpretó que la providencia suspendía sus planes porque por eso recurrió la decisión. También ha rechazado el argumento recurrente de los políticos catalanes de que no pudieron parar porque los 40.000 voluntarios tomaron las riendas de la celebración. El fiscal ha alegado que la página web y la publicidad eran institucionales, que la Generalitat adquirió ordenadores para la votación y contrató a empresas para que desarrollaran los servicios necesarios. «No se sostiene» dicho argumento.

También ha rebatido el argumento de que Homs no recibió ningún apercibimiento personal de que podía delinquir, una advertencia que no es necesaria para que exista el delito, ha expuesto el fiscal. Jaime Moreno, que ha citado jurisprudencia del TC para sostener su exposición, ha concluido que es «evidente» que el acusado «conocía el mandato expreso» del TC de impedir la convocatoria. «El Derecho Penal no puede pararse a las puertas de ninguna institución», ha cerrado el fiscal, quien ha calificado la actuación de la Generalitat de «abusiva, arbitraria y consciente».

El propio Homs ha cerrado la vista oral, que ha quedado vista para sentencia, al aprovechar su derecho a la última palabra para lanzar su mensaje político. El antiguo consejero de Presidencia de la Generalitat ha advertido a los siete magistrados del Tribunal Supremo que le juzgan de «la responsabilidad» de su sentencia, que condicionará las relaciones políticas de Cataluña y España, ha sugerido. Ha insistido en que reconoce los hechos, pero que no delinquió.

El acusado ha asegurado que en este juicio «se ha mezclado Derecho y política» y ha criticado que el Tribunal Constitucional rompió el equilibrio de competencias y la lealtad entre instituciones cuando anuló algunos artículos del Estatuto de Cataluña por inconstitucionales. También ha vuelto a alegar que la actuación de la Generalitat defendía unos supuestos derechos de los ciudadanos catalanes.

Para cerrar su intervención, Homs ha analizado el presente y ha lanzado un órdago al asegurar que ningún fallo judicial «modificará su conducta de promover el derecho a decidir de Cataluña». Ha afirmado, con claridad, que no tiene ninguna duda de que la Generalitat convocará un referéndum a lo largo de este año.