efe

Fallece Santiago Carrillo

El controvertido dirigente del PCE muere en Madrid a los 97 años de edad

madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El dirigente del PCE Santiago Carrillo ha fallecido este martes en Madrid, a la edad de 97 años. Se prevé que los restos mortales de Carrillo, que permanecen en su residencia, sean trasladados a un tanatorio madrileño esta misma tarde.

El exdirigente del PCE había sufrido en la última semana un empeoramiento en su estado de salud, después de que en los últimos meses tuviera que ser ingresado en diversas ocasiones.

La última vez fue el pasado mes de julio, cuando estuvo varios días en observación en el hospital Gregorio Marañón de Madrid por un problema de riego sanguíneo.

Delfín de «La Pasionaria»

Hijo de un militante del PSOE y de UGT, nació en Gijón el 18 de enero de 1915, aunque pronto se trasladó a Madrid con su familia. Militante de las Juventudes Socialistas desde 1928, tras la unificación de esta organización con las Juventudes Comunistas, en abril de 1936, fue elegido secretario general de la nueva formación. En julio de 1936 se afilió al Partido Comunista (PCE).

A pesar de su juventud, tuvo un papel destacado en la vida política de Madrid tras el levantamiento militar del 18 de julio de 1936, a la vez que escalaba puestos en el Partido. Como delegado de Orden Público y miembro de la Junta de Defensa de Madrid, desde el 6 de noviembre de 1936, se le responsabilizó de la matanza de Paracuellos (Madrid) del 7 y 8 de ese mes, aunque Carrillo siempre sostuvo que fue obra de descontrolados.

En febrero de 1939 cruzó la frontera francesa y comenzó un exilio de 38 años, que le llevó a la Unión Soviética, EE.UU., Argentina, México y Argelia, hasta que fijó su residencia en París. «Delfín» de Dolores Ibárruri, «La Pasionaria» desde 1946, en el VI Congreso del PCE (1960) en el que ésta fue elegida presidenta, Carrillo fue elegido secretario general, cargo que ocupó hasta 1982.

Pactos de La Moncloa

Fue partidario de la independencia política respecto a la URSS, postura que afianzó tras la invasión de Checoslovaquia en 1968, y defendió la autonomía de los países europeos para buscar su propio camino hacia el socialismo, que desembocó en el «Eurocomunismo». Para España, desde 1956 propició un pacto de todas las fuerzas «antifranquistas». En 1974 creó, con Rafael Calvo Serer, la Junta Democrática.

Tras la muerte del dictador, usó distintas fórmulas de presión para conseguir la legalización del PCE, como la convocatoria de una rueda de prensa en Madrid el 10 de diciembre de 1976, que provocó su detención, el día 22 de ese mes, llevando una peluca que le haría famoso en toda España. Fue elegido diputado en los primeros comicios democráticos de junio de 1977 y como representante comunista participó en los «pactos de la Moncloa».

Reelegido diputado en 1979, en esta Legislatura vivió el golpe de Estado del 23-F y fue uno de los tres políticos, junto al presidente del Gobierno, Adolfo Suárez y al vicepresidente, general Gutiérrez Mellado, que permaneció en su escaño, desobedeciendo las órdenes del coronel Tejero.

Abandona la política

Tras una grave crisis interna, acentuada por la derrota sufrida en las generales de octubre de 1982, el 6 de noviembre de ese año presentó su dimisión con secretario general del PCE. En 1985 se separó definitivamente del mismo y creó un nuevo grupo político, Partido de los Trabajadores-Unidad Comunista, con el que acudió a las elecciones de 1986, aunque no obtuvo escaño.

Después de largas negociaciones, el 27 de octubre de 1991 firmó el ingreso de los miembros de esa formación en el PSOE, como una corriente interna bajo el nombre de «Unidad de Izquierda», aunque él quedó fuera, al considerar que «su larga historia de dirigente comunista le da autoridad moral para sostener la posición de sus camaradas, pero le inhabilita para desempeñar cualquier papel protagonista».

En 2008 pasó por el hospital en dos ocasiones por problemas cardiacos leves. En octubre de 2011 estuvo dos días ingresado por una infección urinaria y el 19 de abril de 2012 fue intervenido de apendicitis y permaneció hospitalizado hasta el 4 de mayo. De nuevo, el 17 julio, y por espacio de dos días, estuvo ingresado en un hospital de Madrid a causa de un problema de riego sanguíneo.