España vetará cualquier acuerdo de la UE con el Reino Unido que reconozca su soberanía sobre Gibraltar

Margallo planea viajar a Londres para hablar con Boris Johnson sobre el futuro del Peñón

MadridActualizado:

España está dispuesta a vetar cualquier acuerdo que, en el proceso negociador para la desconexión de la Unión Europea del Reino Unido, suponga un reconocimiento de la soberanía británica sobre Gibraltar, según anunció este miércoles ante los periodistas el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo.

García-Margallo, que compareció en rueda de prensa junto al ministro de Relaciones Exteriores de Paraguay, Eladio Loizaga, insistió en que España dejará claro ante la Unión Europea que Gibraltar no pertenece al Reino Unido y, sobre todo, en que si, en la citada negociación Londres llega a algún tipo de acuerdo sobre el estatus del Peñón, este debe ser aprobado por unanimidad. Es decir que, si España no está conforme, puede ejercer su derecho de veto.

El ministro recordó que los tratados de la UE se aplican en Gibraltar y en el momento en que Reino Unido se desenganche, los tratados dejarán de funcionar en la colonia, que, entre otras cosas, quedará fuera del mercado interior. Por eso, España, una vez que se ponga en marcha el artículo 50 comience formalmente el proceso negociador para la salida del Reino Unido de la UE, presentará formalmente a Londres una propuesta de «estatuto de cosoberanía hispano-británica» para el Peñón.

García-Margallo, que el lunes, conversó durante unos minutos, en Bruselas, con el nuevo secretario del Foreign Office, Boris Johnson, planea viajar a Londres antes de las vacaciones, para tratar con él la cuestión de Gibraltar y esa oferta de cosoberanía que el Gobierno español entiende como una fórmula que resultaría ventajosa para los gibraltareños, porque les permitiría seguir dentro de la UE, como quieren la inmensa mayoría de ellos.

La fórmula propuesto por España ofrecería a los llanitos la posibilidad de mantener la nacionalidad británica y solicitar también la española, así como tener un estatuto fiscal especial, algo que cabe dentro de la Constitución española, a través del artículo 144, que prevé la autonomía para territorios no integrados en la organización provincial.

Aunque el nuevo Gobierno británico, liderado por Theresa May, ha prometido al ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, que los gibraltareños estarán plenamente involucrados en las negociaciones, España no aceptala participación del Peñón. Considera que el futuro de la colonia debe ser resuelto a través de negociaciones bilaterales entre Madrid y Londres.

De ello también quiere hablar García-Margallo con Johnson, lo mismo que de otros asuntos que preocupan tras la decisión del Reino Unido de abandonar la Unión Europea, y que «están creando -dijo el ministro- angustia entre los residentes españoles en Reino Unido y los británicos en España», como todo lo referido a prestaciones sanitarias. En este sentido dijo que espera que «pronto» se pueda hacer un «anuncio importante que lleve tranquilidad» a españoles y británicos.