Albiol, Arrimadas e Iceta en el TC - JAIME GARCÍA

Los partidos constitucionalistas intentan parar in extremis «el mayor desafío en democracia»

El Tribunal Constitucional se declara competente para tramitar los recursos de amparo de PP, PSC y C's y resolverá su admisión y medidas cautelares mañana

MadridActualizado:

Suspender la tramitación del desafío independentista en Cataluña. Ese es el objetivo de los recursos de amparo que los partidos constitucionalistas PP, Ciudadanos y PSOE han presentado este miércoles en el Tribunal Constitucional. Los dos primeros piden al órganos de garantías que adopte medidas de inmediato con carácter cautelar (impedir que la propuesta de resolución de Junts pel Si y la CUP llegue a aprobarse por el Pleno del Parlamento de Cataluña, mientras que los socialistas se limitan a exponer la vulneración de sus derechos como diputados.

Solicitar esa suspensión no es una cuestión menor, pues si los magistrados del TC decidieran que procede paralizar el trámite de la propuesta, esta no llegaría a ser votada, salvo que se incurriera en un delito de desobediencia al TC, lo que la propia propuesta no descarta.

A las doce y cuarto de la mañana los representantes de los tres partidos, Xavier García Albiol (PP), Inés Arrimadas (Ciudadanos) y Miquel Iceta (PSOE) presentaban de forma conjunta en el registro del TC tres recursos independientes pero con un mismo fondo: el órdago independentista («el mayor desafío que se ha vivido en democracia», ha dicho Arrimadas) requiere una respuesta inmediata. «El Parlamento de Cataluña, que representa a siete millones y medio de catalanes, no puede aprobar una resolución que deja a Cataluña al margen de la legalidad democrática de este país», ha señalado. Para la líder de Ciudadanos en Cataluña, la situación actual «traspasa cualquier debate político», y en este sentido ha valorado que los es partidos constitucionalistas hayan participado juntos en esta iniciativa.

De la misma forma se han expresado García Albiol e Iceta. El primero ha definido el proceso de ruptura como un acto de tiranía; el segundo ha dicho que como catalán no esta dispuesto a que se utilice el nombre de Cataluña para saltarse las leyes.

¿Y ahora qué?

El TC ya ha incluido los recursos de amparo en el orden del día del pleno. Mañana decidirá tanto sobre su admisión como sobre las medidas cautelares. En el caso de que las adoptara, permitiría al Parlamento catalán presentar alegaciones en veinticuatro horas.

La respuesta del TC llegaría así con tiempo suficiente como para que el Pleno en el que se quiere aprobar la «desconexión democrática» con las instituciones del Estado no llegue a celebrarse.