El chupinazo de Berriozar termina en exaltación proetarra

EFE | NAVARRA
Actualizado:

Tras varias semanas de polémica por la designación por el alcalde de Berriozar, en Navarra, para que fuesen los ediles de la ilegalizada ANV los encargados de lanzar hoy el chupinazo de fiestas, la controversia promete continuar. De hecho, los cientos de personas que han asistido al inicio de fiestas se han separado en dos actos diferentes que han evidenciado la división política vivida en los últimos días en el Consistorio por la decisión del regidor de NaBai, Xabier Lasa.

El lanzamiento del cohete inicial ha corrido a cargo del personaje tradicional "kiliki (cabezudo negro)", una figura de la comparsa municipal de gigantes y cabezudos que ha representado a los colectivos culturales de la localidad, aunque esta decisión consensuada por NaBai y ANV, no ha logrado que UPN, PSN y CDN desconvocaran el acto alternativo organizado hora y media antes.

Ambos actos han sido vigilados por un fuerte dispositivo de la Guardia Civil que ha controlado los accesos a la localidad, si bien no se han llegado a registrar incidentes.

El chupinazo oficial ha sido lanzado a las 18.00 horas desde el kiosco de la Plaza Eguzki, después que el cabezudo designado haya prendido su mecha abrazado al concejal de la ilegalizada ANV Fermin Irigoien, quien segundos antes había gritado a los congregados "Viva Berriozar, Gora Berriozar".

Irigoien, junto a su compañero de grupo Ezekiel Martinez, había mostrado también al público dos minutos antes del cohete una ikurriña y un cartel en favor del agrupamiento de los presos vascos en cárceles cercanas.

Tras el chupinazo, en declaraciones a los periodistas el alcalde de Berriozar, Xabier Lasa, ha deseado que una vez iniciadas las fiestas "se acabe la polémica" y ha animado a disfrutar "por encima de las ideas políticas", de forma que no ha querido valorar ni el acto convocado por la oposición ni la actitud de Irigoien de acompañar al lanzador del cohete. Asimismo, ha confirmado que ni el abrazo del edil con el cabezudo ni la exhibición de la pancarta en favor de los presos "estaban en el guión previsto. El pueblo debe ser quien ponga a cada uno en su sitio", ha dicho. Por su parte, el edil de ANV Fermin Irigoien ha justificado el abrazo dado al cabezudo en el momento del chupinazo como un gesto "de cercanía" con los colectivos culturales a los que representaba, por lo que ha apostado por mantener el anonimato de la persona que portaba la figura de cartón. Asimismo, Irigoien ha destacado el "muy buen ambiente" de la plaza y ha lamentado lo sucedido días atrás, ya que a su juicio "la polémica con la derecha ha sido artificial e interesada".

Preguntado por quién es la persona que se encontraba debajo del cabezudo, Lasa ha insistido en que es "una persona anónima" que forma parte de la Comparsa de Gigantes y Cabezudos de Berriozar, y ha subrayado que "no han querido en ningún momento que su persona transcendiera porque no es él el protagonista". "El protagonista es el personaje y todas las entidades culturales, deportivas e interculturales que estaban detrás de él", ha sentenciado el regidor de NaBai.

Hora y media antes, más de un centenar de personas han asistido a pocos metros de este lugar al acto del inicio de las fiestas convocado por UPN, PSN, CDN y el colectivo "Vecinos de paz", contrarios a la decisión inicial del alcalde de dar protagonismo en el chupinazo a los ediles de ANV, por lo que han elegido el monumento "Puerta de la libertad", en recuerdo a las víctimas del terrorismo, para llevar a cabo el "desagravio".

Así, ante los congregados, entre ellos numerosos cargos de UPN, PSN y PP, han leído un manifiesto consensuado los portavoces de los grupos convocantes, Sergio Sayas (UPN), José Antonio Navidad (PSN), Santos Munárriz (CDN), y del colectivo "Vecinos de paz", Maribel Vals. El texto ha valorado el acto como "homenaje a las víctimas, al pueblo de Berriozar y a todos los que creemos en la democracia y en la libertad y que durante este mes nos hemos visto insultados con la decisión del alcalde de dar el cohete a ANV" y ha subrayado su valor de "compromiso con la libertad porque Berriozar se merece unas fiestas en libertad".

"Con este cohete, el alcalde ha elegido situarse del lado de ANV y de la dictadura del terror. Con este cohete, el alcalde ha elegido marginar a quienes apostamos por la libertad y por la paz. Con este cohete, el alcalde ha elegido dar la espalda a la voluntad del pueblo de Berriozar", han asegurado en referencia a la moción no vinculante aprobada por mayoría del pleno (UPN, PSN, CDN e IUN) para instar al alcalde a retirar a ANV el lanzamiento del cohete.

«Chupinazo alternativo»

Asimismo, han negado su intención de hacer un "chupinazo alternativo", ya que han insistido en definir el acto como "un homenaje sencillo a las víctimas y al pueblo de Berriozar, que tan vapuleadas han sido por la decisión del alcalde". Tras un prolongado aplauso y la colocación de un centro de flores en la placa que recuerda a las víctimas del terrorismo, los ediles se han colocado el pañuelo rojo festivo y han dado por concluido el acto.

El PSN ha considerado que el lanzamiento del chupinazo de Berrriozar de esta tarde ha sido "una auténtica tomadura de pelo a todos los ciudadanos y a la democracia". El portavoz del PSN en el Ayuntamiento de Berriozar, José Antonio Navidad, expuso que el hecho de que el "kiliki" negro haya lanzado el cohete abrazado a un concejal de ANV "confirma lo que desde el Partido Socialista se ha estado diciendo estos últimos días".

Además, los socialistas calificaron el chupinazo de "escarnio y mofa a Berriozar" y consideraron que el alcalde de la localidad y ANV "se han reído de los demócratas, lo que vuelve a poner de manifiesto que los que habíamos dicho que ANV no merecía este honor estábamos en lo cierto".

Finalmente, el PSN ha valorado que NaBai se sitúa "del lado de los amigos de los terroristas, engañando a los ciudadanos de Berriozar y de toda Navarra que, a pesar de todo, esperamos que disfruten de unas fiestas en paz y libertad".