Pablo Casado, entre Biel Company y Marga Prohens, en Palma de Mallorca
Pablo Casado, entre Biel Company y Marga Prohens, en Palma de Mallorca - DAVID MUDARRA

Casado compara el desastre de Notre Dame con el «destrozo» de Sánchez en nueve meses de Gobierno

El presidente del PP advierte de que no permitirá que las Islas Baleares sean apéndice de «no sé qué Países catalanes»

Palma de MallorcaActualizado:

Pablo Casado ha utilizado en Palma de Mallorca toda su artillería de campaña contra el PSOE de Pedro Sánchez, al que acusa tener una agenda de ruptura en Baleares. Casado considera una humillación a las Islas que se las trate como apéndice de «no sé qué Países catalanes», y ha subrayado que España no se entiende sin ellas. El presidente del PP ha comparado el desastre de Notre Dame con el destrozo de Sánchez en solo nueve meses de Gobierno.

Casado ha acusado a Sánchez incluso de querer parecerse al Rey: «¡Si pudiera sustituiría al Rey! Si pudiera. ¡Cuidado que se va a Marivent!», ha avisado. El presidente del PP, por cierto, ha prometido que volverá en verano, pero como presidente del Gobierno, para despachar con el Rey. En este mitin, ante más de 1.500 personas, además del ya habitual «¡Viva España!», ha exclamado un «¡Viva el Rey!»

El presidente del PP se ha referido al desastre de Notre Dame, una catedral que tardó siglos en construirse, «y que en apenas dos horas ha estado a punto de arder entera». Y lo ha comparado con lo que puede ocurrir en los países, en la políticas, las ciudades y las naciones: «Puedes construir durante décadas, y en nueve meses viene la izquierda y lo destroza todo. Evitamos que arda la prosperidad, evitemos que la destruya la izquierda».

En las últimas elecciones generales, en junio de 2016, el PP fue el ganador en Baleares, con un 35 por ciento de votos y tres diputados, de los ocho que estaban en juego. Podemos fue segunda fuerza, con un 25,4 por ciento y dos escaños. El PSOE se quedó tercero, con un 20 por ciento y otros dos diputados. Ciudadanos obtuvo un 14,6 por ciento y un diputado.

El CIS refleja un varapalo para el PP, que solo se quedaría con un diputado, y entraría Vox con 1-2 diputados. El bloque de centro derecha obtendría entre 3 y 5 diputados, la misma horquilla que la izquierda y los populistas. «Tezanos, vamos a reventarte las encuestas», le dijeron en el mitin de Palma.