Inés Arrimadas, durante un mitin para las elecciones catalanas de 2017 - EFE / Vídeo: Arrimadas anuncia el salto a la política nacional

Arrimadas confirma que se presentará a las generales por Barcelona

La líder de la oposición en Cataluña garantiza que luchará por hacer presidente a Albert Rivera

MadridActualizado:

Se acabó la especulación. Inés Arrimadas se presentará a las primarias de Ciudadanos para ser la número 1 de la lista de la formación liberal por la circunscripción de Barcelona. En un acto junto a Albert Rivera en Madrid ha confirmado su decisión, después de tres días de incertidumbre.

La hasta ahora líder de la oposición en Cataluña ha despejado la incógnita con un emotivo discurso en el que ha reivindicado «el triángulo» de su vida, Salamanca, Jerez de la Frontera y Barcelona, para defender la pluralidad y la diversidad de España. «En mi corazón caben muchas banderas», ha clamado ante más de 1.500 personas en la madrileña Plaza de la Villa, repleta de banderas europeas, españolas y también de algunas del colectivo LGTBi.

En el primer gran acto de precampaña de Cs, Rivera y Arrimadas han compartido escenario y han dejado entrever que en la campaña electoral también se repartirán protagonismo. Eso sí, Arrimadas ha decidido dar un paso al frente con una idea clara: la de ayudar a Rivera a alcanzar la Moncloa, pero sin disputarle el liderazgo del partido.

El tándem Rivera-Arrimadas, que ya trabajaron juntos en el Parlamento catalán, es una de las grandes bazas electorales que usará Cs para tratar de superar al PP en las generales y «sacar a Sánchez y a Torra del Gobierno de España». En la batalla contra el independentismo es donde reside el éxito electoral de este partido, que nació precisamente para combatirlo en 2006, y ahora, con la única capaz de vencer al nacionalismo en las urnas en Cataluña, pretenden obtener un revulsivo para llenar las urnas de «votos naranjas».

En Cs ven complicado superar al PSOE como primera fuerza política, por lo que la línea trazada por el partido para estas elecciones es la de sumar más votos y escaños que los populares para reeditar una nueva versión del Gobierno andaluz.

Arrimadas ha insistido en su intervención en que su prioridad en el Congreso será la de defender a los catalanes constitucionalistas, algo que ha tenido difícil esta legislatura ante el bloqueo al que los separatistas someten de forma continua a su Cámara legislativa. Su objetivo, ahora, pasa por expulsar del Gobierno al PSOE, después de haber pactado con los separatistas, con los nacionalistas vascos y con Podemos para alcanzar el Ejecutivo.

«A por todo» el 28-A

Rivera, que ha intervenido tras Arrimadas, ha celebrado su decisión y ha asegurado que el hecho de que ella haya dado este paso significa que su partido va «a por todo» en las próximas generales. Cs con este movimiento echa el resto y prescinde de su mayor bastión frente al soberanismo para tratar de poner fin a las cesiones a los separatistas encabezando el gobierno central.

«Le pido a los españoles que han votado al PSOE y al PP que en este momento nos apoyen. Que se unan al carril central de la democracia española. Al proyecto moderno que une a los españoles, no que les divide», ha reclamado Rivera, cuyo discurso ha sido interrumpido en varias ocasiones con cánticos de «presidente, presidente». En esta línea, pese al veto al PSOE anunciado por su formación, Rivera ha garantizado que ni los votantes del PP ni los del PSOE son sus «enemigos», sino sus «compatriotas».