El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida - VÍDEO: EP

Almeida: «No comparto el feminismo del 8-M de las bonitas y los bonitos»

Así ha respondido el alcalde de Madrid al ser preguntado sobre a qué se refería cuando dijo que no compartía el feminismo del 8 de marzo

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez- Almeida, ha reiterado este sábado que no comparte el feminismo del 8 de marzo que pretende «secuestrar la bandera de la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres» y que «culpa al capitalismo» de la situación de la mujer.

Almeida, ha aclarado este sábado que el feminismo que no comparte es el de «las bonitas y los bonitos del 8 de marzo», el de la vicepresidenta del Ejecutivo, Carmen Calvo, y el de la mujer del presidente del Gobierno, Begoña Gómez, «insultando a los que no piensan como ellas».

A su llegada a la Asamblea de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Almeida ha respondido así al ser preguntado sobre a qué se refería cuando dijo que no compartía elfeminismo del 8 de marzo.

«Me refiero al feminismo del 8 de marzo de las bonitas y los bonitos, al de la vicepresidenta del Gobierno y al de la mujer del presidente dando botes y gritando cánticos contra sus adversarios políticos, al feminismo del manifiesto que decía que la culpa de la situación de la mujer era del capitalismo opresor», ha respondido.

Martínez-Almeida ha rechazado el feminismo que intenta «secuestrar la bandera de la lucha de la igualdad» entre hombres y mujeres y ha pedido no caer en la trampa de la izquierda que quiere excluir del feminismo «a todos aquellos que no piensan como las bonitas y los bonitos».

El alcalde ha reivindicado la lucha del PP por la igualdad real entre hombres y mujeres pero sin protagonizar «escenas tan vergonzantes, que dan tanta vergüenza ajena» como la que protagonizaron Carmen Calvo y la esposa de Pedro Sánchez durante la manifestación del 8 de marzo.

Sí ha dicho compartir el feminismo de los que salen legítimamente a la calle a reivindicar que haya una igualdad real entre hombres y mujeres.

Y ha insistido en rechazar el feminismo de «aquellos que quieren fundamentar la lucha por la igualdad en la lucha contra el capitalismo, el heteropatriarcado opresor o la soberanía alimentaria, conceptos muy queridos por la izquierda que lo que hacen es dividir a la sociedad» en un tema «que nos debería unir a todos».