El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, en un desayuno informativo de Nueva Economía Fórum - Efe | Vídeo: EP

Albert Rivera: «El señor M. Rajoy debería pensar por qué han pasado de 186 a 66 escaños»

El líder de Ciudadanos rechaza ser un partido «bisagra», como afirmó este fin de semana el expresidente del Gobierno, y le echa en cara los casos de corrupción del PP

MadridActualizado:

Ataque y contraataque. Los misiles cruzados entre el PP y Ciudadanos (Cs) en esta campaña electoral son una constante y no parece que ninguno de los dos partidos vaya a rebajar el tono de aquí a este domingo. Los populares ven en los liberales el rival a batir, el que más les ha comido terreno en el centro político, mientras que estos segundos están lanzados a la caza de Pablo Casado y los suyos para tener opciones a liderar gobiernos alternativos «a Pedro Sánchez y a los populistas».

Ayer Mariano Rajoy, que ha recobrado protagonismo en la campaña del PP tras el batacazo del 28-A, alertó de partidos «bisagristas» como Cs, que pueden servir de apoyo al PSOE para formar gobierno como sucedió en Andalucía la pasada legislatura. Le dio a Rivera donde más le duele, y es que el presidente de Cs quiere desprenderse de esa etiqueta de «bisagra» y presentarse como líder de la oposición y firme candidato en el corto plazo a sentarse en el Palacio de la Moncloa.

En un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum, Rivera ha cargado contra el expresidente del Gobierno sin paliativos. «Si superar al PP es ser bisagra, ¿entonces el PP qué es? ¿Una tuerca?», ha ironizado el líder de Cs, a pesar de que ese «sorpasso» al que hacía referencia no se ha producido. Los liberales siguen a nueve escaños del PP en el Congreso de los Diputados, por más que Rivera se reivindique una y otra vez como el líder de la oposición.

A continuación, en alusión al nombre que figuraba en los papeles de Bárcenas, Rivera ha atacado a su exrival y exsocio de legislatura con la corrupción de su partido: «El señor M. Rajoy debería preguntarse por qué han pasado de 186 a 66 escaños». «Tienen más de cincuenta casos de corrupción abiertos», ha añadido.

Pacto Sánchez-Iglesias

Por si quedasen dudas, una vez más, Rivera ha aseverado que no pactará con el PSOE a nivel nacional y ha insistido en que «es evidente que está hecho» el pacto entre Sánchez y Pablo Iglesias para investir al socialista y conformar un ejecutivo. «Vamos a pasar a la oposición y vigilar a Sánchez, Iglesias y a sus socios con una lupa gigante», ha prometido, y ha reclamado el voto a Cs para impedir que se repita fórmula a nivel autonómico y municipal tras el 26-M.

Sigue sin ver Rivera «disidentes» del «sanchismo» entre los socialistas, aunque su partido no cierra la puerta si estos surgen, como sí hizo antes de las generales, a pactos con el PSOE en el ámbito regional. Con el resultado electoral, habrá que ver dónde se sitúa cada partido y dónde pone Cs el listón para identificar «disidentes».

Por el momento, Rivera sí ha anunciado algo: Ignacio Prendes y Patricia Reyes repetirán como candidatos de su partido a la Mesa del Congreso. Sara Giménez, como ya dijo ayer en Zaragoza, será la candidata liberal a presidir este órgano, que liderará con toda seguridad la socialista Meritxell Batet.