El ministro de Fomento en funciones y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, cuando supervisó las obras de modernización del túnel de Recoletos - EFE / Vídeo: Ábalos asegura que el capitán del Open Arms no puede pedir asilo para los menores rescatados

Ábalos asegura que el capitán del Open Arms «no tiene capacidad jurídica» para pedir asilo a España

El ministro de Fomento en funciones ha insistido desde Proactiva no se ha pedido que España proporcione un puerto

MadridActualizado:

El ministro de Fomento en funciones y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, ha asegurado este martes que el capitán del Open Arms tiene la competencia para pedir asilo para los 31 menores que viajan en el barco que se encuentra estacionado cerca de la isla italiana de Lampedusa a la espera de que algún gobiero permita al buque atracar en un puerto seguro.

La organización española presentó este lunes ante la embajada de España en Malta una solicitud de asilo para los menores. Ábalos ha explicado, que «el capitán del barco no tiene esa capacidad jurídica ni esa potestad, no le corresponde poder ejercer esa función».

«Entiendo que para mantener la cuestión viva pueda ser un elemento pero no tiene esa capacidad», ha insistido el ministro en funciones en una entrevista. En esas declaraciones el dirigente socialista ha descargado la responsabilidad sobre Italia y ha criticado la «frivolidad» del Ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, tras plantear que el Gobierno español «se lleve a Formentera o Ibiza» a los migrantes del Open Arms.

«España no tiene un barco privado haciendo salvamento en sus aguas porque está haciendo su función desde lo público y todos los puertos de España son seguros, pero en Italia no es así la cosa y ahora le corresponde a ellos y si nos tocase a nosotros lo haríamos», ha explicado Ábalos.

Ha recordado que desde Proactiva no se ha pedido hasta el momento que España les proporcione un puerto para desembarcar porque, según ha indicado, la actitud del Open Arms «ha sido poner en cuestión a Salvini para presionar al Gobierno de Italia, el problema es que tiene bandera española y quiere mirar hacia España».

El titular de Fomento se ha mostrado, además, molesto porque se esté «comprometiendo la reputación de España cuando está cumpliendo su labor y comprometida con esos valores». «Nos irrita y nos desagrada esta situación tan inhumana, pero hay que dimensionar la situación porque esta actuación puntual no es el problema», ha indicado Ábalos.