Fotografía de Rodrigo García Saenz de Cortázar
Fotografía de Rodrigo García Saenz de Cortázar - EL CORREO
Entrevista al exconcejal del PP

«Siempre guardamos una última granada para que el Estado Islámico no nos cojan vivos»

Rodrigo Sanz «Joseba» está integrado en la unidad «Leones de Rojava», una organización formada por combatientes internacionales cuyo objetivo es frenar el avance del Estado Islámico en la zona kurda de Siria

Actualizado:

El ex edil del PP en Alegría (Álava) Rodrigo Sanz «Joseba», que se ha sumado a la lucha de los kurdos contra el Estado Islámico (o DAESH) en Siria, ha relatado en una entrevista en la Cope que tanto él como cualquier combatiente "siempre" guardan alguna granada o una bala para que los terroristas no les «cojan vivos». Así, el Estado Islámico ofrece 150.000 dólares por la cabeza de cualquier miembro de los «Leones de Rojava» o de cualquier combatiente extranjero. «Aparecer en un vídeo donde al final te degüellan es para ellos publicidad y más publicidad para que más asesinos vengan aquí a matar a más gente», ha explicado.

Sanz está integrado en la unidad «Leones de Rojava», una organización formada por combatientes internacionales cuyo objetivo es frenar el avance del Estado Islámico en la zona kurda de Siria. «Si no los paras aquí los tenemos en casa, ya los hemos tenido en casa y eso hay que tenerlo en cuenta», ha narrado en la entrevista radiofónica.

Los 'Leones de Rojava', según ha contado, reciben el apoyo logístico y armamentístico de las Unidades de Protección Popular (YPG), las fuerzas kurdas en Siria. «El PKK (el Partido de los Trabajadores del Kurdistán) son los que están considerados terroristas, los YPG no están considerados terroristas, los YPG protegen a los pueblos y a las ciudades», ha remarcado. Es más, ha precisado que Turquía ataca al PKK, pero no a los YPG.

«Joseba», sin embargo, ha afirmado que no ha arriesgado su vida «tanto como se dice» porque el Estado Islámico «sólo sabe poner coches bomba» y es «bastante cobarde» en el combate. «En principio es bastante cobarde, lo que sabe es poner coches bomba pero cuando se tiene que enfrentar cara a cara son unos cobardes», ha recalcado.

En cualquier caso, el ex concejal vasco ha expresado su deseo de volver a España: «Yo quiero volver porque mi esposa no se encuentra bien», ha argumentado 'Joseba' añadiendo que de lo contrario se quedaría en Siria. «Vuelvo porque mi mujer me necesita sino me quedaría aquí ayudando a la gente», ha dicho. Para poder regresar a España, ha abierto una cuenta en la plataforma PayPal para recaudar a través de ella el dinero suficiente para hacerlo. «No estoy pidiendo caridad», ha aclarado añadiendo que no quiere que las instituciones le «agarren».