El exministro de Economía Rodrigo Rato
El exministro de Economía Rodrigo Rato - efe

El juez cita a Rato para que declare el martes, tras imputar a su secretaria

El proceso contra el exvicepresidente del Gobierno ya acumula 9 investigados por delitos fiscales, blanqueo y corrupción

Actualizado:

El juez de instrucción número 31 de Madrid, Antonio Serrano-Arnal, ha citado el próximo martes al exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato para interrogarle, después de imputar este viernes a su secretaria personal y uno de sus supuestos testaferros, según han informado a ABC fuentes de la investigación. El magistrado, que ha enviado el caso al Tribunal Supremo para que resuelva qué tribunal es competente para investigar, está cercando a todo el entorno del exministro por los manejos de su fortuna.

Así, el caso Rodrigo Rato no deja de crecer. El juez de instrucción número 31 de Madrid, Antonio Serrano-Arnal, ha imputado hoy a la secretaria del exvicepresidente del Gobierno, Teresa Arellano, y a uno de sus supuestos testaferros, Miguel Ángel Montero, por el rosario de delitos por los que investigan a Rato en esta pieza: blanqueo de capitales, delitos fiscales y corrupción entre particulares. Todos implicados.

El juez de Madrid ha tomado esta decisión después de interrogar a ambos, a quienes ha dejado en libertad con una única medida cautelar: comparecer una vez al mes ante el juzgado. El supuesto testaferro declaró durante una hora y media y salió de los juzgados de la plaza de Castilla de Madrid a pie, acompañado por sus abogados, sin hablar. El juez les ha cuestionado a ambos por los supuestos pagos que recibió Rato de dos empresas de publicidad con las que contrató Bankia.

La secretaria, Teresa Arellano, declaró también durante cerca de una hora y media y comentó a la salida que el interrogatorio "ha ido bien, me han tratado muy bien". Ambos fueron detenidos el pasado miércoles por la Guardia Civil por los lazos de esta rama de la investigación sobre el patrimonio de Rato, una parte que sigue bajo secreto de sumario.

Con esta decisión, son ya nueve los imputados del caso Rato. Además del exministro de economía, su socio Domingo Plaza y el empresario encarcelado Alberto Portuondo, hay que añadir a cuatro implicados que declararon ayer ante el juez de Madrid, según han informado fuentes jurídicas. Se trataría de personas de las dos empresas de publicidad vinculadas a las comisiones a Rato: Zenith Media y Publicis. Ambas elevaron ampliamente su negocio al contratar con Bankia en la época en la que el exvicepresidente del Gobierno estaba al frente de la entidad.

Los investigadores sospechan que estas compañías pagaron comisiones a Rato a través de una sociedad pantalla, la empresa Albinsa, cuyo administrador, Portuondo, es el único encarcelado de la causa. Las firmas de publicidad se habrían adjudicado contratos de 40 millones de euros, mientras la firma del supuesto testaferro se llevó 2 millones, que luego Portuondo desvió en parte al exvicepresidente.

Por estos hechos declaró ayer el propio Rato en las dependencias de la Guardia Civil. Agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) interrogaron al exministro en la Comandancia de Madrid en una cita que se prolongó hasta primeras horas de la noche.