Retrato de Antonio Maura, político español
Retrato de Antonio Maura, político español - archivo abc
Anécdotas históricas del congreso

El día que Maura mostró su cara más humana

El cinco veces presidente del Gobierno de España lo era en 1903, cuando se vivieron las que se consideran las elecciones más limpias de la historia

Actualizado:

No son escasas las ocasiones en que un gran político muestra su lado más humano. De hecho, es habitual en los grandes hombres serlo a tiempo completo, y no sólo en las «horas de trabajo». Por eso me gusta especialmente esta anéceota, que Luis Carandell recoge en «Se abre la sesión», relativa al cinco veces presidente del gobierno de España Antonio Maura, político y abogado de prestigio, uno de los impulsores de la regeneración de la política de España, y responsable de las elecciones de 1903, consideradas en su día como las más limpias de la historia de España.

Este mismo Antonio Maura es el que pronunciaba un discurso como presidente del Consejo de Ministros, con todo el boato, la seriedad y la concentración que la ocasión requería. Contestaba a los ataques de los diputados de la oposición cuando entró en la Cámara uno de los miembros de su gobierno, que por aquellas fechas tenía una hija gravemente enferma.

En el momento en que Maura le vio, cortó su discurso en mitad de una frase para preguntar a su compañero: «¿Y la niña?». Sólo cuando aquel le contestó que andaba un poco mejor, Maura continuó con su discurso.