El ministro de Defensa, Pedro Morenés - Jaime García

España aportará 485 efectivos a la nueva misión en Afganistán

El grueso del despliegue continuará en Herat, donde la OTAN asesora al Ejército afgano

Actualizado:

España participará en la nueva misión de la OTAN en Afganistán con un máximo de 485 efectivos. El grueso del despliegue se localizará en la base aérea de Herat, donde las tropas se encuentran desde 2005; además habrá personal militar en los cuarteles generales de la Alianza Atlántica en la capital afgana, Kabul.

Las características de la nueva misión fueron aprobadas ayer por el Consejo de Ministros, ahora será el Congreso de los Diputados quien deberá refrendar su autorización en una sesión que tendrá lugar la semana que viene, según informó el ministro de Defensa, Pedro Morenés, en la rueda de prensa posterior a la reunión ministerial.

«España pone a disposición de la misión, en Herat, capacidades de adiestramiento [del ejército afgano], una instalación sanitaria tipo Role 2, una unidad de seguridad y la participación en la gestión del aeropuerto», informó el Gobierno. Asimismo, habrá representación española en el cuartel de Herat, región al noroeste de Afganistán.

Morenés detalló que la duración inicial de esta misión que lanza la OTAN –denominada ahora «Resolute Support» (Apoyo Decidido)– será de un año «hasta el 31 de diciembre de 2015», si bien podría estar sujeta a futuras ampliaciones en función del desarrollo de la misma. «Este acuerdo contempla, también, la autorización al ministro de Defensa a realizar los ajustes operativos necesarios en la participación de unidades militares españolas, de acuerdo con los condicionantes operativos en cada momento y la situación específica sobre el terreno».

Los gastos derivados de la participación española en esta misión se financiarán con cargo a la partida presupuestaria «Participación de las Fuerzas Armadas en Operaciones de Mantenimiento de la Paz», que se conocen siempre a finales de cada ejercicio y que, por tanto, no se incluye en los Presupuestos de 2015.

Esta nueva misión española –sin tropas de combate y sin presencia en Qala i Nao (Badghis) de donde España se retiró el 25 de septiembre de 2013– es la aportación a la misión acordada por los 28 países de la OTAN en la pasada Cumbre de Gales, celebrada el 4 y 5 de septiembre de este año y que también incluye una disminución de tropas estadounidenses, centradas en labores de asesoramiento, entrenamiento y asistencia de alto nivel a las fuerzas de seguridad y ejército afganos.

Según datos ofrecidos por la OTAN, España cuenta ahora con 266 efectivos en la misión ISAF, que se extinguirá el próximo 31 de diciembre dando paso a la mencionada «Resolute Support».

El Parlamento afgano aprobó el pasado 27 de noviembre el «Status of Forces Agreement» (SOFA), es decir, el Estatuto de Fuerzas que da cobertura jurídica a las tropas aliadas, además acordó el acuerdo bilateral con las estadounidenses. Tres días después ambos acuerdos fueron rubricados por el nuevo presidente afgano, Ashraf Gani.

El Acuerdo Bilateral de Seguridad con EE.UU. prevé que 9.800 militares estadounidenses permanezcan en suelo afgano en la nueva misión de asesoramiento hasta finalizar 2024. El convenio con la OTAN contempla que entre 3.000 y 4.000 militares de otros países aliados podrán seguir en Afganistán a partir de 2015, aunque no en operaciones de combate contra la insurgencia.

«Esfuerzo español»

«España, tras el esfuerzo ya realizado en Afganistán, mantiene su apoyo a la posición común aliada y su compromiso de participación en la nueva misión como muestra de apoyo al pueblo y las instituciones afganas», recordó ayer el Gobierno.

La misión militar en Afganistán es la más dilatada en la historia reciente de nuestras tropas en el exterior. El próximo 26 de enero se cumplirán trece años del inicio de una misión desencadenada tras los ataques del 11-S en Nueva York y Washington y la posterior respuesta militar de EE.UU. en este difícil país centroasiático.