Jordi Pujol
Jordi Pujol - inés baucells

Pujol se niega a entregar a la juez hasta el testamento de su padre

Critica al expresidente por su «absoluta falta de voluntad de cooperar»

Actualizado:

La juez de Barcelona que investiga la fortuna oculta de Jordi Pujol y su familia ha confirmado las comisiones rogatorias que expidió a Andorra y Suiza, ante las sospechas de que los fondos podrían derivar de «fuentes ilícitas» y dada la «falta absoluta de voluntad de cooperar» del expresidente catalán para aclarar su origen. Se ha negado, incluso, a entregar el testamento de su padre.

En un auto, la titular del juzgado de instrucción número 31 de Barcelona desestima el recurso que la defensa de los Pujol presentó contra su decisión de ordenar estas comisiones para averiguar los movimientos de l os fondos que la familia del expresidente autonómico catalán mantuvo ocultos durante 35 años en el extranjero.

Además, la juez recuerda en su auto que la esposa del expresidente, Marta Ferrusola, y tres de sus hijos han regularizado ante Hacienda más de tres millones de euros, una cantidad «desorbitada». La magistrada recuerda que el origen de esos fondos se desconoce y debe ser investigado, porque «puede no derivar de las fuentes lícitas de renta de esas personas».

La magistrada argumenta la idoneidad de esa diligencia, que fue propuesta por la Fiscalía, dada la «falta absoluta de toda voluntad de Jordi Pujol Soley y de Marta Ferrusola Lladós de cooperar» en la investigación «mediante la aportación de documentos e información bancaria que permitieran establecer el origen lícito de las cantidades regularizadas a Hacienda».

Paraísos fiscales

Pocos días después de revelar -el pasado 25 de julio, vía comunicado-, que durante 35 años tuvo dinero no declarado en el extranjero que era fruto de una herencia paterna, el expresidente de la Generalitat afirmó públicamente que se ponía a disposición de la Agencia Tributaria y de la Justicia. Para lo que fuera requerido. Sin embargo, desde entonces, Pujol y sus abogados acudieron a Hacienda a decir que no tenían nada que declarar; recurrieron contra las comisiones rogatorias judiciales que pedían a Andorra y Suiza que informaran de las cuentas del clan Pujol en estos paraísos fiscales; se querellaron contra bancos andorranos por revelación de secretos; y, cuando el propio Pujol compareció en el Parlamento catalán, no respondió a ninguna pregunta.

De resultas, su actitud obstruccionista ante la justicia ya le valió el reproche de la Fiscalía Anticorrupción, a la que ahora se le une la juez. Según subraya en su auto, el expresidente y su familia podrían «aclarar con toda facilidad el origen lícito de tales fondos», pero hasta ahora «no solo no lo han hecho, sino que por parte de Jordi Pujol ni siquiera se ha cumplimentado el único requerimiento que se le ha dirigido, el correspondiente a aportar copia del testamento librado» por su padre, Florenci Pujol Brugal, y de la aceptación de la herencia.

Tampoco ha detallado Pujol -insiste la magistrada-, ningún dato sobre «las transferencias realizadas a cuentas bancarias en entidades extranjeras», una falta de cooperación que a su entender «hace necesario que la juez deba intentar acceder a esa documentación mediante varias diligencias, como las comisiones rogatorias».

En su auto, la juez desestima la petición de la defensa para que se aparte a Manos Limpias del proceso, ya que después se presentaron otras cuatro querellas más: de UPyD, de PlataformaxCatalunya, de un abogado particular y del polémico letrado José Emilio Rodríguez Menéndez.

Por otra parte, el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha admitido la personación de Oleguer Pujol, hijo menor del expresidente Jordi Pujol, en la causa abierta contra él -por blanqueo y delito fiscal- por la compra de un hotel de Canarias.