El Gobierno dice «no» a crear la doble nacionalidad catalana y española
Oriol Junqueras - efe

El Gobierno dice «no» a crear la doble nacionalidad catalana y española

El Ejecutivo responde en cuatro líneas a UPyD, que le pidió opinión al respecto, que no piensa «impulsar ni secundar» el cambio legal impulsado por ERC

Actualizado:

El Gobierno ha dejado claro que no tiene ninguna intención de estudiar la idea lanzada hace unos meses por Esquerra Republicana de instaurar una sistema de doble nacionalidad que permita por ejemplo figurar registrado como español y catalán o español y nacional de otra comunidad autónoma.

Además de subrayar que se trata de una opción que «no es posible» según el ordenamiento jurídico vigente, el Ejecutivo subraya que no piensa «impulsar ni secundar» el cambio legal que requeriría la puesta en marcha de esa doble nacionalidad española/autonómica.

Esta es la respuesta de apenas cuatro líneas que ha enviado el Gobierno al portavoz adjunto de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) en el Congreso, Carlos Martínez Gorriarán.

El 'número dos' de la formación magenta pidió opinión al Ejecutivo sobre la instauración de un sistema automático de doble nacionalidad española/autonómica el pasado mes de septiembre, después de que líder de ERC Oriol Junqueras pusiera sobre la mesa su propuesta.

Propuesta de Junqueras

Según explicó el dirigente independentista, aún en el que caso de que Cataluña se independizase podría haber catalanes que manteniendo «intensos vínculos emocionales con España» quisieran adoptar esa doble nacionalidad.

También coincidiendo con la propuesta de Junqueras, el diputado de la Chunta Aragonesista en el Congreso, Chesús Yuste, preguntó al Gobierno sobre la posibilidad de sellar acuerdos de doble nacionalidad con los países mediterráneos que en su día formaron parte de la Corona de Aragón.

En este caso, el Ejecutivo le remite una respuesta más extensa, pero con una misma conclusión negativa. En su escrito, el Gobierno señala que no entra en sus planes abrir negociaciones para concertar Tratados de doble nacionalidad con Francia ni Italia, los dos países de los que hoy forman parte los territorios del Rosellón, Nápoles, Sicilia y Cerdeña que en su día «pertenecieron a la Corona de Aragón y, posteriormente, a la Corona de España».