El capo ruso detenido en Mallorca participaba en tres redes criminales
La Guardia Civil detiene en diciembre a Alexander Romanov, con capucha roja, en Mallorca - efe

El capo ruso detenido en Mallorca participaba en tres redes criminales

Alexander Romanov estaba en el núcleo dirigente de esas estructuras, diseñadas para blanquear dinero

Actualizado:

Alexander Romanov, el jefe de la Taganskaya en España, detenido el pasao mes de diciembre en Mallorca durante la «operación Dirieba», formaba parte del núcleo dirigente de tres entramados criminales formalmente distintos, pero diseñados todos ellos para blanquear dinero de actividades delictivas cometidas en Rusia, según la investigación. Uno de esos grupos, el más importante, estaría relacionado con la mafia rusa Taganskaya; existiría además una segunda trama de sociedades, también creadas en Rusia y controladas igualmente por Romanov, y una tercera en España, donde este individuo, que junto con su mujer Natalia Vinogradova permanece en prisión en nuestro país, cuenta con un conjunto de empresas supuestamente diseñado para lavar dinero procedente del crimen organizado ruso.

Es en el ámbito de actuación del primero de los entramados criminales en el que, tal como adelantó ayer ABC, se han encontrado vínculos entre Romanov y el vicepresidente del Senado de su país, Alexander Torshin. Según ha podido saber este periódico, ambos coincidieron en la década de los 90 en el Banco Central de Rusia. La relación se fue estrechando hasta el punto de que el político es padrino de uno de los hijos de Romanov. Precisamente esa fue la explicación que dio éste al hecho de que en sus conversaciones se dirigiera a Torshin con los apelativos de «padrino» y «jefe», según han documentado las pesquisas del Servicio de Información de la Guardia Civil. Para los investigadores, sin embargo, entre ambos existiría una relación de jerarquía, con el vicepresidente del Senado ocupando una posición preponderante.

Canalizar beneficios

La segunda trama societaria de Romanov estaría asentada también en Rusia y fue creada por éste para, al parecer, canalizar los beneficios que habría obtenido junto con la Taganskaya en sus «raids» (ataques a empresas para hacerse a la fuerza con su control) a la destilería Kristall y los grandes almacenes Univermag Moscú, entre otras compañías. Parte de esos beneficios acabarían luego en nuestro país, según las fuentes consultadas, mientras que el resto se invertiría en el mantenimiento de la estructura societaria ideada por el capo encarcelado en España.

Finalmente está el entramado societario creado en España por Romanov a partir de enero de 2010, que es cuando inscribe, junto con su mujer, la firma Natali Mar y Pins, que es el vehículo utilizado para canalizar sus inversiones de dinero supuestamente de origen criminal. La operación más importante fue la adquisición al mes siguientte, por casi seis millones de euros, del Hotel Mar i Pins en Paguera, cerca de Calviá. Junto a ese inmueble adquirió un chalé en el que que ahora residía y en cuyo registros fueron encontradas dos cartas con indicios que llevan hasta Alexander Torshin. De hecho, hay sospechas de que Romanov es el testaferro del político en España y además, tiene estrechas relaciones con empresarios y financieros de su país.