ere fraudulentos en andalucía

Chaves carga contra el último auto de Alaya

Sostiene que usa "arteramente" la palabra imputados y que crea una situación de "indefensión"

Actualizado:

El expresidente de la Junta de Andalucía Manuel Chaves ha lamentado que el último auto de la juez Mercedes Alaya en el caso de los ERE use "arteramente" la palabra imputados para referirse a él y a otros exdirigentes del Gobierno autonómico, y ha subrayado que ese auto no produce ningún efecto jurídico.

Chaves ha criticado ese auto en una rueda de prensa en el Congreso después de que la juez lo dictara ayer provocando, según Chaves, una situación de "indefensión" de las personas citadas. "No hay imputación de nadie, no hay petición de imputación de nadie y no hay indicios de nadie", ha insistido Chaves.

Por la mañana, en una entrevista en la Cadena Ser, Chaves decía sentirse víctima de una situación "kafkiana" por el último auto de la juez, que le comunica la existencia del procedimiento "en calidad de imputado" junto al también expresidente de la Junta José Antonio Griñán y a cinco exconsejeros, todos ellos aforados, porque presenta a todos los citados "como sospechosos ante la opinión pública, sin estar imputados ni existir ningún indicio".

El expresidente andaluz, que ha admitido que no se puede "sentir satisfecho con lo que ha ocurrido" en el caso ERE "y seguramente será un peso que llevaré durante mucho tiempo", se ha preguntado "por qué precisamente en un día en que el Gobierno de Andalucía toma posesión la jueza dicta ese auto creando la confusión que ha creado, colocando sin ninguna razón ni indicio como sospechosos a personas sobre las que no existe ningún indicio".

El auto "no ha cambiado absolutamente nada"

Tras subrayar las "muchas coincidencias de autos de la jueza con acontecimientos o decisiones importantes de la Junta de Andalucía", Chaves ha anunciado que sus abogados estudian vías para garantizar su derecho a la "tutela judicial efectiva", entre las que ha citado la posibilidad de dirigirse al TS para que a su vez se dirija a la juez Alaya "y le pida si hay indicios que le remita el caso" para evitar la situación de "indefensión que nos ha creado ante la opinión pública".

En su opinión, el último auto dictado por Alaya "no ha cambiado absolutamente nada mi situación ni la de los citados porque si hubiera algún indicio de delito la obligación de la jueza era enviar la causa al Tribunal Supremo". "Para decirnos que existe el artículo 118 de una forma absolutamente confusa no era necesario ningún auto", ha señalado Chaves, que ha criticado que el auto "nos coloca en una situación de indefesión, como sospechosos ante la opinión pública, sin estar imputados ni existir ningún indicio".

En este sentido, ha querido dejar claro que Alaya se limita en el auto a "decir que hay una carga incriminatoria, recordar que existe el artículo 118 y que si ustedes quieren acudan a declarar, pero todos los abogados saben que existe el artículo 118". "Si la jueza hace esa insinuación de que hay una carga incriminatoria y habla de delitos en el auto son simplemente insinuaciones, porque si considera que son indicios su obligación como instructora de la causa es remitir de inmediato el caso al Supremo, que es quien tendría competencia para estudiar, para pronunciarse sobre el caso y para imputarnos, pero no nos imputa, no puede imputarnos y no hay ningún indicio porque si lo hubiera tendría que enviar inmediatamente la causa al TS", ha insistido.

Preguntado por si siente alguna responsabilidad en el caso, Chaves ha admitido que no puede sentirse "satisfecho con lo que ha ocurrido y seguramente será un peso que llevaré durante mucho tiempo", pero ha defendido que el fondo creado es "presupuestario y legal" y que el procedimiento que se estableció "pudo ser quizá rápido, y no tuvo los suficientes controles, pero fue también legal" porque en un 90% cumplió su objetivo, destinarse a trabajadores en paro.

"Es verdad que hubo una presunta malversación de fondos por personas en las que se confiaron y que abusaron del dinero público. Eso es la que la jueza debe determinar y la Junta tratar de recuperar hasta el último euro", ha añadido el expresidente andaluz, que ha recordado que "en la Junta hay cientos y miles de funcionarios, cientos de altos cargos, se toman miles y miles de decisiones y en absoluto pude controlar la situación de una persona en la que se depositó la confianza y que presuntamente abusó del dinero público y de esa confianza".

Imputación "mediática"

Por otra parte, Chaves se ha preguntado por qué "precisamente en un día en que el Gobierno de Andalucía toma posesión la jueza dicta ese auto creando la confusión que ha creado" porque, según ha señalado, "al final diciéndonos que trata de evitar a los aforados la influencia mediática lo que ha hecho es crear una imputación mediática al colocar sin ninguna razón ni indicio como sospechosos a personas sobre las que no existe ningún indicio".

Tras expresar su "respeto" a Alaya y las instancias judiciales, el dirigente socialista ha indicado que es "un hecho objetivo que hay muchas coincidencias de autos de la jueza con acontecimientos o decisiones importantes de la Junta de Andalucía". "Serán casualidades, es posible, no lo sé", ha añadido.

Preguntado por si se plantea recurrir el auto, Chaves ha apuntado que sus abogados están analizando "cómo se puede tener una tutela judicial efectiva" ante una situación "kafkiana" en la que "no hay imputación, no hay petición de imputación ni remisión del caso al TS porque se supone que no hay indicios". Entre las vías que estudian sus abogados ha citado la posibilidad de dirigirse al TS para que a su vez se dirija a la juez Alaya "y le pida si hay indicios que le remita el caso" para evitar la situación de "indefensión que nos ha creado ante la opinión pública".

Por último, Chaves ha sido preguntado por si el último auto de Alaya debe llevar a Griñán a reconsiderar su nombramiento como senador en representación de la comunidad autónoma, que debe aprobar este jueves el Parlamento andaluz. "Es una decisión que tiene que tomar Pepe Griñán pero, independientemente del caso judicial, que un expresidente de la Junta esté en el Senado me parece una cosa normal, hay varios que están en el Senado aportando su experiencia y conocimientos", ha indicado Chaves, que se ha mostrado convencido de que Griñán no se incorpora al Senado para "protegerse", sino para "estar en un sitio donde pueden cumplir una labor muy importante los expresidentes".