El secretario general del PP, Teodoro García Egea
El secretario general del PP, Teodoro García Egea - EFE

Pablo Casado ensancha el PP para exhibir su experiencia de gestión

El PP andaluz logra que Juan José Cortés deje de ser candidato al Congreso por Huelva

MadridActualizado:

Pablo Casado quería «Zidanes y Pavones» en el partido, que mostraran una doble cara del PP: por un lado, la experiencia de gestión frente a una crisis económica o para frenar desafíos separatistas, y por otro, la renovación de la nueva etapa del partido. La elaboración de las listas electorales no ha sido un mero trámite en Génova, aunque se trate de una repetición electoral. La cúpula del partido tomó nota de lo que reclamaron las direcciones territoriales y ha querido potenciar algunas candidaturas, porque ven al PSOE «a tiro de piedra».

«Esto es como en el fútbol, hay que tener canteranos y experiencia, hay que tener Zidanes y Pavones», aseguró Casado en «esRadio». El líder del PP ha corregido a fondo la candidatura por Madrid. Ha incorporado a tres exministras de Aznar y Rajoy en los cinco primeros puestos, junto a Adolfo Suárez Illana, secretario de la Mesa del Congreso, que pasa del número dos al tres. Los puestos de cabeza se recargan así de simbolismo institucional y experiencia de gestión. La número dos, Ana Pastor, es una de las personas más próximas a Rajoy, por lo que muchos han visto en su «fichaje» un intento de Casado por reforzar su mensaje de «moderación».

Casado ha ensanchado el partido, como le reclamaron los barones, y ha dado más protagonismo a dirigentes de la etapa de Rajoy, pero también de la de Aznar. Entre los puestos nueve y once cuenta con tres personas vinculadas a FAES y al aznarismo, como son Carlos Aragonés, Pilar Marcos y Gabriel Elorriaga.

Los primeros puestos de la lista de Madrid quedan así: Pablo Casado (1), Ana Pastor (2), Adolfo Suárez Illana (3), Isabel García Tejerina (4), Elvira Rodríguez (5), Edurne Uriarte (6), Ana Beltrán (7), Antonio González Terol (8), Carlos Aragonés (9), Pilar Marcos (10), Gabriel Elorriaga (11) y Percival Manglano (12). En la candidatura hay otro hijo de expresidente del Gobierno, Víctor Calvo-Sotelo, número 17, que fue subsecretario de Fomento con Aznar. Y se mantiene José Manuel Maza, hijo del fallecido fiscal general.

Once alcaldes

De forma simbólica, los últimos once puestos por Madrid se han reservado a alcaldes. El de la capital, José Luis Martínez-Almeida, cierra la lista. En abril, el PP sumó solo siete diputados. Ahora, los populares confían en llegar como mínimo a los nueve.

Por el Senado, Pío García-Escudero sigue siendo el número uno, pero ahora irá acompañado del expresidente autonómico Pedro Rollán y la expresidenta de la Asamblea Paloma Adrados, en sustitución de Juan Carlos Vera y Ángeles Pedraza.

Algunos fichajes están cargados de mensajes en clave interna. En Barcelona, la número dos al Congreso será María de los Llanos de Luna, delegada del Gobierno en Cataluña con Rajoy entre 2011 y 2016. No era ninguna entusiasta de la «operación diálogo» pilotada por Soraya Sáenz de Santamaría, y sí de aplicar la ley sin concesiones a los independentistas. La entonces vicepresidenta la sustituyó por Enric Millo. En Barcelona, el PP cruza los dedos para conseguir un escaño más que en abril, cuando Cayetana Álvarez de Toledo fue la única candidata de los populares elegida en Cataluña.

Una de las plazas más controvertidas era Huelva, donde el PP andaluz, con Juan Manuel Moreno a la cabeza, había exigido que Juan José Cortés (padre de la niña Mari Luz) dejara de ser número uno al Congreso. Al final, será aspirante al Senado muy a su pesar. «No era lo que esperaba, pero han podido las presiones de Moreno y el PP provincial. Yo no quería ir al Senado, pero hablé con Casado y lo acepto con resignación», explicó a ABC. Su sustituto será Carmelo Romero.