Alberto Garzón y Pablo Iglesias - EFE
Resultados elecciones generales 2016

Izquierda Unida y Podemos no sacan rentabilidad a su coalición y pierden más de un millón de votos respecto al 20-D

Unidos Podemos ha obtenido un 21,11%% y 71 escaños, los mismos que sumaron las dos formaciones por separado en 2015, cuando lograron un 24,29% de los sufragios

MadridActualizado:

La coalición electoral entre Podemos e Izquierda Unida no ha permitido a ninguna de las dos formaciones sacar réditos electorales. No solo no han logrado sumar, sino que la uniónn de ambas formaciones ha cosechado cerca de un millón de votos menos de lo que lograron ambas por separado en 2015.

En la anterior legislatura la amalgama de partidos liderada por Pablo Iglesias —que incluye además de Podemos a En comú podem, Compromís y En Marea— sumó un 20,62% de los sufragios y 69 diputados, mientras que IU, que se presentó también con el nombre Unidad Popular, obtuvo un 3,67% y dos representantes. En total, ambas coaliciones sumaban en 2015, 71 diputados con un 24,29% de los apoyos.

[ Consulta los resultados de las elecciones generales 2016]

El resultado obtenido por Unidos Podemos ha permitido comprobar que la unión de dos formaciones no equivale a una suma matemática de sus resultados. Si esto hubiera sido así, y ambas coaliciones se hubieran presentado juntas el 20-D, habrían conseguido hasta 85, según una simulación electoral elaborada por ABC.es.

Esos hipotéticos 85 escaños habrían inclinado la balanza del Congreso a la izquierda tras sumarlos a los del PSOE, aunque sin llegar todavía a la mayoría absoluta, puesto que algunos de esos escaños, concretamente 3, hubieran sido ganados a costa de los socialistas. No obstante, lo más castigados habrían sido PP, que habría perdido 6, y Ciudadanos (-4).

Izquierda Unida, con pocos réditos

Izquierda Unida no ha logrado sacar réditos electorales significativos a su coalición con Podemos, algo que ha quedado claro en Madrid, donde en 2015 obtuvo por sí solo 2 diputados y ahora únicamente sumaría uno: el de su líder, Alberto Garzón.

La formación de izquierdas pretendía con su pacto con Podemos minimizar el efecto de la ley D'Hont, que perjudica a las formaciones pequeñas que se presentan en varias circunscripciones. En 2015, pese a que obtuvo 923.133 votos en toda España, únicamente logró materializar en diputados los 189.265 que consiguió en la circunscripción de la capital.

No obstante, en 2016 Unidos Podemos se ha quedado en Madrid, con el 21,26% de los votos, más de cuatro puntos por debajo de lo que sumaron el 20-D Podemos e IU por separado. Por culpa del reparto en las listas con Podemos, que relegaba al siguiente miembro de IU al noveno puesto, la formación de Garzón no ha logrado obtener una segunda acta por Madrid, algo que si consiguió el 20-D Soledad Sánchez.

La concurrencia con Podemos tampoco ha servido a Garzón para aupar al Congreso a ninguno de los tres cabezas de lista que logró arrancar a Pablo Iglesias: ni Juana Caro, en Ciudad Real, ni Daniel Palomo, en Teruel, ni Rocío Blanco, en Palencia, se sentarán en el Congreso de los Diputados.

En Málaga, no obstante, Izquierda Unida sí ha logrado sumar un acta, el de Eva García Sempere, ya que tenía acordado con Podemos que el segundo diputado de la provincia fuera de su formación. IU también logra un diputado por Sevilla, Miguel Ángel Bustamante, número 3 de la lista conjunta; y otro por Guipúzcoa, Isabel Salud; aunque sin embargo se queda en blanco en Asturias, en Álava, en Córdoba, en Zaragoza y en Cádiz.

Cuando IU y Podemos sellaron su pacto de coalición, en mayo, consideraban seguras las actas por Málaga y Madrid y prácticamente seguras los diputados en Sevilla, Teruel, Zaragoza, Ciudad Real, País Vasco y el 9 por Madrid. Otros cuatro requerían un resultado «ligeramente superior» al obtenido el 20-D (el 11 por Madrid, Asturias, Córdoba y Cádiz) y otro más «sensiblemente superior» (Palencia).

Ambas fuerzas acordaron además cinco senadores para IU por Madrid, Lanzarote, Murcia, Andalucía y Navarra. Y otro más por Asturias en el caso de que la organización no obtuviera representación por la lista del Congreso. No obstante, finalmente solo ha logrado obtener el asiento por Navarra.

A ellos hay que sumar otros cuatro diputados de las candidaturas de confluencias en Comunidad Valenciana, Cataluña y Galicia. Así, logran acta el número 5 en la lista por Valencia, Ricardo Sixto; Joan Mena por Barcelona y Felix Alonso por Tarragona y Yolanda Díaz por La Coruña.