Pablo Casado, en el mitin del domingo en Toledo
Pablo Casado, en el mitin del domingo en Toledo - EFE
Elecciones Generales
Elecciones generles 2019

Casado aprovechará los debates electorales para convencer a los indecisos, pero advierte de que no será la «Super Bowl»

El presidente del PP, muy tranquilo ante la cita de hoy, cree que Pedro Sánchez es el que más tiene que perder en el debate electoral

Elecciones generales 2019: últimas noticias en directo

ToledoActualizado:

Pablo Casado se siente cómodo en los debates. Ahí se forjó cuando tuvo que pelear para defender las siglas del PP en sus peores momentos, y es un formato que tiene pocos secretos para él. El presidente del PP afronta con tranquilidad el doble debate de este lunes y el martes, y los aprovechará para intentar convencer a los indecisos, en la recta final de la campaña electoral. Eso sí, advierte de que los debates no serán la «Super Bowl» de la campaña.

Casado no pierde el optimismo. No solo cree que vaya a sumar con los otros partidos del centro-derecha, sino que no descarta incluso superar al PSOE en escaños, una misión que parece imposible ahora mismo, con las encuestas en la mano.

El presidente del PP, que tuvo siete debates en 2015, cuando era portavoz del partido, no tiene una preocupación especial por las citas de este lunes y martes. De hecho ha mantenido intacta su agenda de campaña todo el fin de semana, al contrario que otros líderes, que han suspendido todos los actos para prepararse a fondo el doble debate.

El domingo, Casado viajó a Toledo para participar en un mitin, al que asistieron más de mil personas. Por la tarde, tenía previsto ir a una corrida de toros en la Maestranza, pero su equipo le forzó a quedarse en Génova para preparar los debates, junto al director de campaña, Javier Maroto, y su directora de comunicación, María Pelayo.

Casado cree que un debate entre cuatro candidatos no resulta tan crucial como una cara a cara, pero sí asume que será importante en la recta final de la campaña. Eso sí, pide que nadie espere una «Super Bowl», sino un debate informativo, en el que él centrará sus críticas en Sánchez, para presentarse como alternativa y visualizar que en las elecciones hay dos opciones: o el candidato socialista o él.

El presidente del PP considera que en un debate de las características del de este lunes, quien tiene más que perder en Sánchez, y no los «postulantes», que solo pueden ganar.

Casado llega a esta cita con el ánimo fuerte. Tiene el pálpito de que va a sumar, lo nota en la calle, en la movilización del partido, en los municipios que ha visitado. Esa es la «encuesta» que se cree, y no las que se están publicando. Los populares ven menos movilizados a los socialistas, y esa puede ser un clave importante en la jornada electoral del 28 de abril.