Elecciones catalanas 2012: El mesías del derecho a decidir
Artur Mas, presidente de la Generalitat - abc
25-n

Elecciones catalanas 2012: El mesías del derecho a decidir

Artur Mas y Pere Navarro mantienen una pugna soberanista que se remonta a los tiempos de la reforma del Estatuto

barcelona Actualizado:

Si Artur Mas es el mesías del derecho a decidir, Pere Navarro es su profeta. Inmersos en una pugna soberanista que se remonta a los tiempos de la reforma del Estatuto, CiU ha incluido el objetivo de un estado propio y la celebración de un referéndum en su programa electoral, mientras que PSC propone la reforma de la Constitución con la finalidad de que los catalanes puedan elegir su futuro. El PPC de Alicia Sánchez-Camacho se presenta a las elecciones del 25 de noviembre como la formación del «sí a Cataluña, sí a España y sí a Europa»

CIU. Estado propio y referéndum

En su programa electoral, los nacionalistas afirman su voluntad de «construir una mayoría social amplia para que Cataluña pueda tener un estado propio dentro del marco de Europa, porque Cataluña tiene la aspiración de ser un pueblo normal entre los países y las naciones del mundo», reza el programa. Por ello, CiU promete que si revalida el Gobierno de la Generalitat «impulsará una consulta en la próxima legislatura para que el pueblo de Cataluña pueda determinar libremente y democráticamente su futuro». La formación que lidera Artur Mas reclama el concierto económico, es decir, «la plena soberanía fiscal» mediante una Agencia Tributaria de Cataluña que recaude y gestione todos los impuestos.

PSC. Reforma de la Carta Magna

«Es el momento de renovar el pacto constitucional a través de la construcción federal», afirman los socialistas en su programa, en el que se apuesta por «una reforma de la Constitución Española (CE)» para «transformar las estructuras del actual Estado de las Autonomías en un Estado Federal a través del diálogo y la negociación entre las fuerzas políticas españolas y catalanas». El PSC cree que los catalanes «deben decidir libremente sobre cualquier propuesta de cambio sustancial de las relaciones entre Cataluña y España, acordada entre las instituciones catalanas y españolas, a través de un referéndum». También abogan por un Senado federal «con presencia de las naciones o territorios federados».

PP. Unidad y mejora de la financiación

Los populares catalanes no han presentado todavía oficialmente su programa electoral, pero su líder, Alicia Sánchez-Camacho, apuesta, frente a las posturas rupturistas de CiU y el soberanismo «acomplejado» del PSC, «por la construcción de un presente y un futuro de concordia y convivencia, desde la moderación y la responsabilidad. Nosotros no queremos romper con nadie y seremos la única alternativa seria y mayoritaria para todos aquellos que se sienten catalanes y españoles». La dirigente popular propone dialogar para mejorar el sistema de financiación, pues admite la existencia de un déficit fiscal, así como «reformar el Estado de las Autonomías sin tener que ir a ningún enfrentamiento».