El BCE dará barra libre de liquidez a los bancos durante los próximos tres años
Draghi en una imagen de archivo - afp

El BCE dará barra libre de liquidez a los bancos durante los próximos tres años

La institución monetaria ha rebajado los tipos de interés hasta el 1%, un cuarto de punto porcentual

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El Banco Central Europeo acaba de anunciar una rebaja de los tipos de interés en la zona euro un cuarto de punto porcentual, por lo que el precio del dinero se situará en el 1%, según se ha anunciado en la segunda reunión del italiano Mario Draghi como presidente de la institución, que devuelve la tasa al mismo nivel en el que comenzó 2011.

El BCE había subido los tipos de interés en un cuarto de punto en dos ocasiones este año, en el mes de abril y en el mes de julio, después de que hubieran permanecido en el 1%, su mínimo histórico, desde el mes de mayo de 2009 con el objetivo de apoyar la recuperación de la economía de la eurozona.

Al final, en la decisión del BCE volvieron a pesar más las sombrías previsiones económicas que la estimación adelantada de inflación de la zona euro, que prevé una tasa para noviembre del 3% por tercer mes consecutivo, por encima del objetivo de inflación del 2%.

Tres nuevas medidas

El presidente del BCE ha negado, sin embargo, que la entidad monetaria esté dispuesta a comprar más deuda soberana a cambio de un acuerdo fiscal de los países de la zona del euro. En la reunión de la institución, Draghi ha anunciado medidas temporales no convencionales para inyectar liquidez al sistema. La primera que ha anunciado el líder de la institución ha sido su intención de poner en machar dos nuevas operaciones de inyección de liquidez y aumentar así los plazos de los préstamos a los bancos hasta los tres años. La primera subasta para conceder los créditos tendrá lugar el 21 de diciembre de 2011.

En segundo lugar, los préstamos a clientes de los bancos podrán ser utilizados como garantía para lograr liquidez. Esto requerirá un examen previo de los bancos nacionales.

Por último, la institución monetaria aplicará recortes menores a la valoración de los activos presentados como garantía para lograr liquidez en la subasta.