Ángel Ron, presidente de Banco Popular
Ángel Ron, presidente de Banco Popular - ABC

Banco Popular cierra la compra de Barclaycard por unos 450 millones

La entidad que preside Ángel Ron se consolida como uno de los principales actores de nuestro país en el negocio de tarjetas

Actualizado:

El Banco Popular, a través de su filial por internet Bancopopular-e, ha cerrado la compra a Barclays el negocio de Barclaycard en España y Portugal. Se pone así el punto y final a un proceso que arrancó a finales del año pasado y que supone la consolidación del banco que preside Ángel Ron como uno de los actores principales de nuestro país en el negocio de tarjetas.

Fuentes financieras consultadas por este diario aseguran que el precio acordado ronda los 450 millones de euros. En una presentación a analistas figura que el año pasado esta división de Barclays obtuvo unos resultados de 45 millones de euros y figura un PER (ratio precios-beneficio) del 10,7, lo que arroja una valoración de la compañía de 480 millones, en línea con el precio que finalmente se ha acordado.

La firma, cuyo capital ostentan Värde Partners (51%) y Banco Popular (49%), enmarca esta operación en la estrategia de crecimiento de negocio prevista, tanto en España como en su expansión a Portugal, según ha informado este jueves la entidad española. Con el nuevo negocio adquirido, se suman aproximadamente 800.000 clientes a la cartera existente de más de 2,5 millones de clientes de Bancopopular-e.

El director general de Bancopopular-e, Iñaki Perkins, ha subrayado que esta compra permite a la entidad acelerar su crecimiento en España y Portugal y consolidarse como especialistas en tarjetas de crédito. «Estamos encantados del acuerdo alcanzado con Barclays», ha afirmado. La transacción está sujeta a procesos regulatorios y otras aprobaciones que se estima se completarán a finales de 2016.

Por su parte, desde Barclays han señalado que aunque el negocio de Barclaycard en España y Portugal es atractivo y fuerte por sí mismo, no encaja en la nueva estrategia del grupo de enfocarse en negocios con escala y en territorios definidos como estratégicos para la entidad de aquí en adelante.

El negocio comprende aproximadamente 1.000 millones de libras (1.286 millones de euros) en activos, que se vende con una pequeña prima por encima de su valor en libros y supondrá una reducción de costes. Se estima que la transacción resultará en un descenso de los activos ponderados por riesgo de aproximadamente 900 millones de libras (1.157 millones de euros).

La operación no tiene ningún impacto en los negocios de Banca Corporativa y Banca de Inversión que Barclays posee en España y Portugal. Ambos continúan siendo parte "importante" de la franquicia de Barclays.

« Nuestra operación de tarjetas en España y Portugal es muy buen negocio, que cuenta con un equipo altamente cualificado y dedicado, pero que no encaja con los objetivos estratégicos de Barclays. Estoy seguro que continuará prosperando como parte del negocio de Bancopopular-e», ha subrayado el consejero delegado de Barclays, Jes Staley.