El presidente del Banco Popular, Ángel Ron
El presidente del Banco Popular, Ángel Ron - EFE

Ángel Ron defiende la fortaleza del Banco Popular pese a la caída de sus acciones

El presidente del sexto banco español advierte del impacto económico de la incertidumbre política

MADRIDActualizado:

Las acciones en Bolsa de Banco Popular han caído en lo que va de año más de un 28%. Quizá por eso el presidente de la entidad ha centrado buena parte de su discurso en la junta general de accionistas en tratar de explicar las causas de ese desplome. Ángel Ron ha defendido ante los propietarios del banco las fortalezas del grupo y ha enmarcado esos "números rojos" en el difícil entorno para la actividad bancaria y la elevada exposición del Popular a la economía española y la incertidubre política nacional.

El banquero ha achacado la volatilidad de los mercados y la caída generalizada de las acciones de los bancos a la desaceleración económica global, un incensante proceso de cambios regulatorios y una política monetaria ultralaxa que merma la rentabilidad del negocio bancario.

Ahora bien, Ron ha admitido un comportamiento peor de los títulos del Popular respecto del de sus competidores que ha explicado por "una sobrerreacción de los mercados a las perspectivas económicas de España y a la incertidumbre generada por la inestabilidad política", así como a la elevada liquidez de las acciones del Popular. Con estas palabras el primer ejecutivo del sexto banco del país se adelantaba a los accionistas, que en el turno de preguntas han criticado con dureza la gestión del consejo de adminsitración y la evolución de las acciones, que a mediodía de este lunes suben más de un 2,6%, por encima de los 2,17 euros.

"Popular es un banco fuerte y sólido, que ha superado por sí mismo una de las mayores crisis económicas y financieras que se han conocido. La habilidad competitiva de banco nos permite afirmar que estamos preparados para mantener el alto nivel de exigencia que requiere la adversa situación de los mercados. Tenemos una capacidad de gestión contrastada y dispuesta a enfrentarse a tiempos difíciles", ha defendido Ron.

La dirección de Banco Popular ha reiterado durante la junta, celebrada este lunes en el recinto ferial Ifema de Madrid, el modelo de negocio del banco centrado en pymes y ha destacado la estrategia del grupo de acelerar durante este ejercicio la enajenación de activos improductivos o no rentables, lo que les pemitirá mejorar los resultados de la entidad.

En el plano macroeconómico, Ron se ha referido a la debilidad de la economía global por causa de China y otros países emergentes, entre otras cosas. A esos factores, el banquero ha añadido "en el caso español la incertidumbre derivada de la inestabilidad política tras los resultados electorales y de sus efectos potenciales sobre la regulación y la inseguridad jurídica que podría generar, están marcando los primeros meses de este año« En este sentido, Ron ha reclamado que ese panorama político se aclare cuanto antes y se cree un marco estable para las empresas y el empleo.