Captura de la web de La Nevera Roja
Captura de la web de La Nevera Roja - ABC

LA NEVERA ROJAEl deterioro de la «Nevera» más variada de España

La startup ha pasado de ser una referencia tecnológica a ser absorbida por su principal competidor en la venta de comida a domicilio, Just EAT

Actualizado:

Con tan solo cinco años de edad, La Nevera Roja supone un fiel reflejo de la velocidad de internet. Fue fundada de forma humilde por dos emprendedores españoles, tuvo un crecimiento exponencial en meses y fue vendida por ochenta millones a un fondo internacional. Y cuando parecía que podía plantar cara a su principal competidor... fue absorbida por él.

La semana pasada se conoció que la Just Eat había comprado La Nevera Roja a Rocket Internet por 125 millones de euros. La adquisición no incluye únicamente a la compañía española, sino que también mete enel saco a otras empresas internacionales de comida a domicilio. PizzaBo (Italia), Hellofood Brasil (Brasil) y Hellofood México (México) también formarán parte del grupo danés, que ha mostrado su músculo financiero y amenaza con crear un monopolio en el incipiente sector.

No se puede decir que la transacción haya representado una sorpresa. Los rumores que apuntaban un interés de Just Eat en la compañía española se habían multiplicado en los últimos meses. Prácticamente desde que Rocket Internet compró la empresa a sus creadores hace justo un año por de 80 millones de euros. Una operación inflada para muchos analistas. Una operación que, según José del Barrio, cofundador de La Nevera Roja junto a Íñigo Juantegui, pudo ser incluso mayor.

Fue el punto álgido de una aplicación creada con una inversión inicial de 20.000 euros. La idea surgió cuando Del Barrio y Juantegui, jóvenes inversores que trabajaban hasta altas horas de la madrugada, se percataron de que no contaban con ningún servicio directo de comida a domicilio que ofreciera variedad.

El éxito no tardó en llegar. Los inversores y el capital que entraba crecían a un ritmo desmesurado, al tiempo que se lograba una rápida implantación en ciudades como Barcelona o Madrid. En el resto de España, sin embargo, La Nevera Roja contaba con un competidor fuerte y con una gran cartera de restaurantes: Sindelantal. La batalla finalizó cuando este último fue comprado por otra compañía. Efectivamente, Sindelantal también fue absorbida por Just Eat.

La Nevera Roja ha seguido sus pasos. En solo un año, la compañía ha pasado de ser adquirida por 80 millones a estar encuadrada en un conglomerado de otras tres empresas que cuesta, en conjunto, solo cuarenta millones más. La venta ha sido justificada por las necesidades de liquidez de Rocket Internet (que ha dado muestras de debilidad en bolsa) más que que una pérdida de valor de la compañía española. Aún así, la absorción de La Nevera Roja supone la caída del último gran competidor de Just Eat.

La empresa escandinava, por su parte, tendrá que rendir cuentas a Competencia. Por el momento acumula un 60% del mercado. La Nevera Roja contaba con el 30% en el momento de su compra. No parece el entorno más idóneo para favorecer la competencia en el mercado de comida a domicilio. Un mercado en el que La Nevera ha crecido, triunfado y caído en tan solo cinco años.