Los emergentes son una atractiva fuente de rentabilidad potencial si los comparamos con otros activos
Los emergentes son una atractiva fuente de rentabilidad potencial si los comparamos con otros activos - EFE

Mercados emergentes: una fuente de alfa en un mundo de baja rentabilidad

Las valoraciones son atractivas tras la debilidad vivida en 2018. Además, tienen mejores perspectivas que otros activos

Los inversores deberán vigilar factores como la guerra comercial, la evolución de la economía china o la fortaleza del dólar

Actualizado:

La renta variable emergente, medida por el índice MSCI Emerging Markets Index, ofreció una rentabilidad del 11% y del 37% en dólares estadounidenses en 2016 y 2017, respectivamente, superior a la de los mercados desarrollados. El repunte sincronizado del crecimiento y el comercio mundial, junto con la debilidad del dólar, fueron factores clave, pero las estimaciones de crecimiento de los beneficios empresariales también registraron previsiones positivas a medida que avanzaba el año. En consecuencia, las expectativas de los inversores a principios de 2018 eran altas.

Sin embargo, el crecimiento mundial se volvió menos sincronizado, a lo largo del año. Mientras tanto, las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China han aumentado, la Reserva Federal ha seguido normalizando la política monetaria y el dólar se ha fortalecido. En este contexto, la recuperación de los mercados emergentes se ha estancado y el índice MSCI Emerging Markets Index ha caído más de un 10% en 2018 y más de un 20% desde su máximo en enero del año pasado. Ante este escenario, ¿hay que seguir confiando en estos mercados? En este artículo, los expertos de Schroders van a tratar de dar respuesta a esta pregunta.

Factores clave para 2019

Valoraciones. Tras la debilidad registrada el año pasado, las valoraciones actuales de las acciones emergentes están volviendo a ser atractivas, tanto en relación con la media histórica como con los mercados desarrollados. Además, teniendo en cuenta las negativas perspectivas que hay para muchas clases de activos, los mercados emergentes son una atractiva fuente de rentabilidad potencial.

Conflicto comercial. Una posible escalada en el conflicto entre Estados Unidos y China es un riesgo que hay que tener en cuenta cuando se invierte en emergentes, pero en Schroders creen que esta posibilidad está cada vez más descontada.

China. En Schroders también esperan que la preocupación en torno al crecimiento de China se disipe ligeramente gracias a los estímulos impulsados por el gobierno asiático.

Dólar estadounidense. El dólar estadounidense está inversamente correlacionado con el rendimiento de los mercados de renta variable de los mercados emergentes. Y, por lo tanto, es un factor clave a tener en cuenta cuando se habla de oportunidades en estos mercados. En la gestora de fondos esperan que el dólar se deprecie modestamente en 2019, hecho que podría tener un efecto muy positivo sobre las acciones emergentes.

Por qué gestión activa

Dicho esto, Schroders cree que emplear un enfoque de inversión activo puede ser la mejor opción cuando se habla de renta variable emergente. La compañía ofrece cuatro argumentos a tener en cuenta en este sentido:

No todos los emergentes son iguales. A menudo, se habla de los mercados emergentes como si fueran un grupo homogéneo de economías y mercados. Sin embargo, no lo son. Hay más de 60 países en los distintos mercados emergentes que se encuentran en diferentes etapas de desarrollo económico y en diferentes momentos de sus ciclos económicos.

Divergencias entre economías y mercados. La estructura y los motores de crecimiento económico de un país pueden no reflejarse en su mercado de valores y el crecimiento de las ganancias por acción puede diferir considerablemente del crecimiento del PIB.

Gran peso de las empresas estatales en los índices. En estos países, las grandes empresas incluidas en los índices suelen ser estatales y esto supone un riesgo ya que pueden ser utilizadas como herramienta política en detrimento de su rentabilidad.

La importancia de las cuestiones ASG. Existe una correlación muy alta cuando se habla de criterios ASG (ambientales, sociales y de gobierno corporativo) y rentabilidad en los mercados emergentes y apostar por la gestión activa permitirá escoger empresas que tengan una puntuación alta en estos temas.