Una imagen de una de la mesas de debate del encuentro - Ernesto Agudo

Emergentes: vitaminas para las carteras de inversión... de los que saben buscar

El foro Mercados Emergentes, organizado por Inversión & Finananzas.com y ABC Empresa con el patrocinio de Schroders, ha analizado las perspectivas a tener en cuenta para estos mercados en los próximos meses

Actualizado:

Los mercados emergentes suelen casi siempre suscitar las dudas entre los inversores, y no sin falta de razón. A los riesgos políticos se suman las particularidades de cada país, alguno de ellos diametralmente distintos a los demás, a lo que se suma la peligrosa exposición al dólar y a los movimientos futuros de la Reserva Federal estadounidense. Sin embargo, volatilidad no solo significa riesgo sino también oportunidad, y los países emergentes el terreno mejor abonado para las buenas ideas de inversión

Esta es la principal conclusión del foro Mercados Emergentes organizado esta semana por Inversión & Finanzas.com y ABC Empresa con el patrocinio de Schroders y en el que se analizaron las perspectivas a tener en cuenta para estos mercados en los próximos meses. Y pese a los recientes episodios de volatilidad, y aun cuando el abanico inversor ofrece más de cien países distintos, algunos muy heterogéneos, si algo quedó claro, como explica Aurelio García del Barrio, director del Global MBA con especialización en Finanzas del IEB, «es que los mercados emergentes no pueden estar fuera de una cartera».

Es cierto que los inversores suelen estar en muchas ocasiones a la defensiva con el mundo emergente, entre otras cosas, por el factor político, que «es clave», como apunta Antonio Hernández, socio responsable de Estrategia Energética y Brexit de KPMG en España. «Se ha producido un cambio radical de mayor complejidad, con riesgos interconectados que hay que tener en cuenta, como el Brexit en Europa o la llegada de Trump a la presidencia de Estados Unidos», dice Hernández. En Asia está China con inversiones directas en todo el mundo, lo que ha generado un espectro proteccionista, a lo que se une el petróleo, que en 2014 estaba el barril a 100 dólares y ahora a 60 dólares. «Todo esto hace que la complejidad y la geopolítica esté integrada en las decisiones de todos los directivos que toman decisiones globales», recuerda el experto de KPMG.

Sin embargo, «la realidad es que cuando vemos los momentos de miedo o preocupación es cuando se producen las mejores oportunidades de inversión para aquellos inversores que están pensando en el largo plazo», dice Carlos Farrás, socio director de DPM Finanzas. A nivel estratégico, «estamos viendo que tenemos a la economía de Estados Unidos que lleva unos años en un ciclo bastante maduro, en un entorno de subida de tipos de interés y con un rally bursátil de los más largos de la historia. Aquí vemos menos oportunidades para el inversor a medio y largo plazo. Lo normal, si hay una desaceleración en Estados Unidos, lo que ocurrirá es que habrá oportunidades en los emergentes», asegura este experto.

Por regiones, Antonio Hernández, considera que, a medio plazo, «parece que Latinoamérica está sufriendo tres impactos distintos, los problemas políticos, la menor demanda de materias primas y la apreciación del dólar». Esto ha supuesto que se haya reducido el rendimiento esperado de esta zona. Frente a esto, este experto apuesta más por Asia, donde hay crecimientos del PIB superiores al 5 por ciento. Por ejemplo, India ha mejorado mucho su entorno de negocio "pero el mercado es muy complejo y es clave acudir con un socio local para los casos de inversión directa". Aurelio García del Barrio es de la misma opinión cuando afirma que "me gusta mucho Asia, más que América Latina", y también ve con muy buenos ojos a India, "un país muy interesante, que está desarrollando mucho y muy deprisa el sector terciario".

En cuanto a dónde buscar oportunidades, Carlos Farrás propone «la deuda emergente en divisa fuerte (dólares o euros), que te la están pagando en torno a un 7%, lo que para una parte de los inversores tiene sentido". Además, este tipo de deuda bajó relativamente poco en la crisis de 2008 y se recuperó relativamente rápido. "Hay más oportunidades en deuda emergente al 7,5 por ciento que un bono español al 1,4 por ciento a diez años», sostiene Farrás. En renta variable, este experto tiene claro que «no todas las compañías son iguales, y por lo tanto, sí que tiene más sentido buscar formas de inversión con gestoras importantes que sepan seleccionar los países, los sectores y las compañías».

Para Inés del Molino, directora de cuenta de Schroders, todo este atractivo del mundo emergente es ninguna novedad. «Venimos ya tiempo hablando de la oportunidad que ofrecen los emergentes. Son países que se han visto penalizados por la apreciación del dólar que ha originado la guerra comercial, lo que ha supuesto que las divisas emergentes hayan tenido una caída en los último cuatro años de más del 40 por ciento de media. Pero las divisas emergentes no están reflejando la situación de las economías», dice esta experta.

Por muchas crisis que haya habido, del Molino opina que «siempre ha habido un activo que ha acabado en positivo y ha funcionado bien». La clave está en pensar que el mercado anticipa correcciones y recuperaciones, por eso, asegura la experta de Schroders, «buscamos posicionarnos allí donde pensamos que están estas oportunidades». Como gestores activos, «toda esta volatilidad que llevábamos años sin ver nos ha dado oportunidades de compra a muchísimo mejor precio, es decir, hemos vivido unas rebajas de activos que nos gustaban y no queríamos comprar porque pensábamos que estaban caros. Lo que pasa es que ya no podemos estar sentado pensando en que cualquier cosa va a funcionar, porque ahora volvemos a tener un escenario de volatilidad», remacha del Molino.

Guerra comercial, factor de incertidumbre

La guerra comercial que se puede declarar entre Estados Unidos y China tras la tregua de tres meses que se han dado ambos países fue otra de las grandes protagonistas del evetno. «Es el mayor factor global de riesgo para los países emergentes y para el crecimiento mundial en general», afirmó Sonsoles Castillo, Economista jefe de Mercados Financieros Globales en BBVA Research, en la entrevista que le le hizo Alejandro Ramírez, director de la revista INVERSIÓN & finanzas.com, en el evento.

A lo largo de la entrevista, Sonsoles Castillo ha comparado la evolución que han tenido los países emergentes en los dos últimos años y ha destacado que 2017 se caracterizó por ser un «año de bonanza» para estos países debido «al gran apetito por el riesgo existente, a unas condiciones de financiación acomodaticias y a un ciclo económico en crecimiento», lo que impulsó la inversión en emergentes.

Este año las cosas han cambiado tras la decisión de los bancos centrales de ir retirando la liquidez de los mercados, lo que ha empeorado las condiciones de financiación. «Esto ha hecho que 2018 sea más complicado para los emergentes», afirmó la economista. A ello se ha unido, «la excesiva toma de riesgo en algunos mercados, la subida de tipos de interés por parte de la Fed y a la incertidumbre provocada por la posible guerra comercial entre Estados Unidos y China, lo que ha ocasionado una elevada volatilidad en estos emergentes».

Castillo también ha destacado la importancia de diferenciar entre los países emergentes y no analizarlos como un todo, ya que no todos están en la misma situación, e hizo mención especial a los problemas que han tenido Argentina y Turquía este verano debido a la caída de sus divisas producida, en su opinión, por la dependencia de la financiación externa y la subida de tipos, pero reconoció que "ahora se encuentran en una situación de normalidad".

Mejor preparados

La economista de BBVA Research reconoció que los países emergentes ahora están «mejor preparados» para afrontar problemas y turbulencias en los mercados financieros porque «se han ido beneficiando de un entorno de abundante liquidez en los mercados». Añadió que «cuando se mira a largo plazo, los emergentes han aprendido del pasado y tienen mejores fundamentales y estos son su mejor carta de presentación».