Lloyds se convierte en la primera entidad en posicionarse contra el Brexit
Lloyds se convierte en la primera entidad en posicionarse contra el Brexit - REUTERS

Lloyds, primer gran banco británico que rechaza el «Brexit»

La entidad británica, rescatado durante la crisis crediticia de 2008, reconoció que los efectos a largo plazo «no están claros»

LondresActualizado:

El grupo bancario británico Lloyds, participado por el Estado en un 9,2%, advirtió hoy de que el Reino Unido afronta un periodo de «incertidumbre económica» a corto plazo si vota por abandonar la Unión Europea (UE) en el referéndum del 23 de junio.

El banco, rescatado durante la crisis crediticia de 2008 -aunque el Gobierno ha vendido ya buena parte de sus acciones-, reconoció que los efectos a largo plazo «no están claros», pues «dependería de cómo evolucionara» la posición del país fuera del bloque.

«El Consejo es consciente de que el futuro de la relación del Reino Unido con la UE es asunto del electorado británico, y para muchos el debate va mucho más allá de las cuestiones económicas», afirmó en un comunicado.

Este es el primer banco británico que se pronuncia oficialmente en torno a los efectos del histórico referéndum, si bien varios directivos de banca se han significado ya a título personal.

El propio presidente de Lloyds, Norman Blackwell, indicó el pasado febrero que personalmente «no veía sostenible» quedarse en el bloque comunitario sin una reforma significativa y opinó que el país seguiría siendo «una ubicación mundial atractiva» aun en el caso de ' brexit' o salida de la UE.

No obstante, el consejero delegado, el portugués António Horta Osório, eludió pronunciarse y señaló que era un decisión para los británicos. El consejero delegado de Barclays, el estadounidense Jes Staley, ha expresado su preferencia por que el Reino Unido permanezca en la UE, al igual que sus homólogos en RBS, Ross McEwan, y HSBC, Stuart Gulliver.

El Banco de Inglaterra advirtió hoy de que la incertidumbre en torno al referéndum podría afectar al crecimiento de la economía británica en la primera mitad de este año y reducir la inversión.