La junta de accionistas de Repsol supone «un antes y un después» en la compañía
En la imagen, a la izquierda, el anterior logo de la petrolera y, a la derecha, el nuevo - ABC
ECONOMÍA

La junta de accionistas de Repsol supone «un antes y un después» en la compañía

Elimina YPF de su denominación, moderniza el logotipo, estrena sede y organigrama y pone en marcha un nuevo plan estratégico

MADRID Actualizado:

El palacio municipal de congresos de la capital de España acoge hoy la junta de accionistas de Repsol, la cual, supondrá «un antes y un después» en la compañía ya que la petrolera que preside Antonio Brufau presenta numerosos e importantes cambios en todos los niveles.

En primer lugar, se eliminará de su denominación oficial el nombre de YPF, su filial argentina expropiada recientemente por la presidenta de aquel país, Cristina Fernández de Kirchner. Trece años después, Repsol vuelve a llamarse Repsol.

En segundo lugar, Brufau explicará a los accionistas el nuevo plan estratégico 2012-2016 presentado oficialmente ayer, el cual, prevé unas inversiones en ese periodo de 19.000 millones de euros, casi duplicar el beneficio de 2011 (2.193 millones) y el Ebitda y reducir prácticamente a cero su actual deuda de 11.300 millones de euros. También informará a los accionistas de que ya no será posible seguir repartiendo el generoso dividendo de los últimos ejercicios.

En tercer lugar, la junta será la puesta de largo de la nueva estructura organizativa, en la que asume un papel muy relevante Nemesio Fernández-Cuesta, nuevo director general de Negocios, lo que en la práctica supone ser el «número dos» de la compañía.

Asimismo, los accionistas podrán ver por primera vez el nuevo logotipo del grupo que, basado en el anterior, tiene trazos más modernos y sustituye la franja azul por una cinta blanca.

Por último, la compañía estrenará sede en las próximas semanas. De hecho, la presentación del nuevo plan estratégico se realizó en su moderno auditorio, en la avenida de Méndez Álvaro.