La ministra de Transición Ecológica. Teresa Ribera - REUTERS

El Gobierno amplía el bono social de la luz e introduce uno nuevo para la calefacción

El Consejo de Ministros ha prorrogado hasta el 31 de diciembre el plazo para renovar el bono social eléctrico a aquellos consumidores que estuvieran acogidos al antiguo

MADRIDActualizado:

El Gobierno ha prorrogado hasta el 31 de diciembre el plazo para renovar el bono social eléctrico a aquellos consumidores que estuvieran acogidos al antiguo, que finalizaba este 8 de octubre, dentro del real decreto-ley de medidas urgentes contra la pobreza energética que ha aprobado hoy. Hasta el 30 de septiembre 1.369.656 beneficiarios del bono social habían solicitado su renovación y 746.316 ya tenían activo el nuevo.

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha presentado en la rueda de prensa del Consejo de Ministros esta batería de medidas para proteger a los consumidores eléctricos. Además, ha prohibido cortar el suministro eléctrico en los hogares acogidos al bono social eléctrico en los que haya al menos un menor de 16 años, una medida que se hace extensiva a los hogares donde resida al menos una persona con un nivel de discapacidad del 33% o superior, o una persona en situación de dependencia en grado II y III.

Estas circunstancias, que deberán evaluarse y acreditarse mediante certificados expedidos por los servicios sociales, no estaban contempladas en la anterior regulación del bono.

Asimismo, para que más familias monoparentales puedan acceder al bono social, se determinan criterios de renta específicos para estos colectivos, más susceptibles al riesgo de pobreza energética, especialmente en el caso de las mujeres, pues un 85% de los hogares monoparentales tienen al frente a una madre. El umbral de renta máximo para que una familia monoparental pueda acceder al bono social se incrementará en 0,5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM) respecto al de las familias biparentales.

El real decreto-ley también amplía en un 15% los límites de consumo de energía con derecho a descuento para compensar los incrementos de precios y acercarse más a los consumos reales de los hogares más vulnerables. Además, el cómputo de consumo anual con derecho a descuento, que se liquidaba cada mes, se flexibiliza, de forma que la energía con derecho a descuento no consumida un mes, puede utilizarse en otro momento.

Ayuda directa para la calefacción

Además, el Gobierno pondrá en marcha un bono social térmico, que será una ayuda directa para pagar gastos de calefacción, cocina y agua caliente,.. El bono social térmico será una ayuda económica directa para que los hogares vulnerables puedan hacer frente a sus gastos de calefacción, agua caliente o cocina este invierno, con independencia del combustible que utilicen.

Los hogares que estén acogidos al bono social eléctrico a fecha de 31 de diciembre de 2018 y todo consumidor que cumpla las condiciones para acceder al bono social eléctrico y haya presentado su solicitud antes de la citada fecha percibirá el bono eléctrico y de calefacción.

El importe que recibirán los beneficiarios del bono térmico dependerá de la cantidad que se consigne cada año en los Presupuestos Generales del Estado y el número de beneficiarios del bono social eléctrico a 31 de diciembre.

La cuantía de la ayuda dependerá de la condición de consumidor vulnerable o vulnerable severo, y de la zona climática donde esté ubicada la localidad en la que está la residencia del beneficiario.

Por ejemplo, si hay un presupuesto de 100 millones de euros y el número de beneficiarios del bono eléctrico fuera de 1,5 millones a 31 de diciembre, las cuantías del bono oscilarían entre un mínimo de 25 euros para un consumidor vulnerable en zona cálida y un máximo de 130 euros para un consumidor vulnerable severo en zona muy fría.