Gamesa ha apuntado que los términos finales de la operación están todavía pendientes de ser acordados
Gamesa ha apuntado que los términos finales de la operación están todavía pendientes de ser acordados - ABC

Gamesa y Siemens firman el acuerdo para la fusión de su negocio eólico

La compañía alemana se quedará con el 59% del accionariado del grupo resultante mientras que los accionistas de Gamesa recibirán el 41% restante y un pago en efectivo de 3,75 euros

EFE
MADRIDActualizado:

Gamesa y Siemens han firmado este viernes el acuerdo para la fusión del fabricante de aerogeneradores español y la división eólica del grupo alemán, que creará el mayor fabricante del mundo de molinos eólicos.

Según ha informado Gamesa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en virtud de estos acuerdos, Siemens se quedará con el 59% del accionariado del grupo resultante, mientras que los actuales accionistas de Gamesa recibirán el 41% restante y un pago en efectivo de 3,75 euros por acción.

Adicionalmente, Gamesa y el grupo nuclear francés Areva han acordado conceder opciones de compra y venta sobre sus respectivas participaciones en la sociedad conjunta Adwen, ambas del 50%, con lo que se solventa uno de los grandes escollos de la operación

El consejo de administración de Gamesa ha dado el visto bueno este viernes por la mañana a la integración de la compañía con el negocio eólico de Siemens. Tras anunciarse esta operación, la CNMV ha suspendido cautelarmente de cotización las acciones de Gamesa hasta las 14:30 horas, después de que la compañía haya publicado «información suficiente de las circunstancias que aconsejaron su suspensión».

Según los términos del canje del acuerdo, los fondos propios de Gamesa están valorados en 4.021 millones de euros y los del negocio eólico de Siemens, en 5.787 millones, lo que sitúa la valoración global del grupo resultante en casi 10.000 millones de euros.

Adicionalmente, Gamesa y el grupo nuclear francés Areva han acordado conceder opciones de compra y venta sobre sus respectivas participaciones en la sociedad conjunta Adwen -dedicada a la eólica marina-, ambas del 50%, con lo que se solventa uno de los grandes escollos de la operación.

En concreto, Gamesa ha otorgado a Areva una opción de venta sobre el 50% que esta tiene en Adwen y una opción de compra sobre el 50% que la empresa española tiene en esta sociedad. Ambas opciones expiran en tres meses. Además, durante ese mismo plazo, Areva puede vender el 100% del capital de Adwen a un tercero, con lo que Gamesa se vería obligada a vender su participación.

La empresa resultante tendrá 69 gigavatios (GW) eólicos instalados en todo el mundo y una cartera de pedidos valorada en 20.000 millones de euros. Sus negocios son "altamente complementarios" tanto en productos como en presencia geográfica.

Seis meses de negociaciones

El acuerdo entre Siemens y Gamesa, que llevan negociando desde hace más de seis meses, crea un gigante mundial en el sector renovable, por delante de la danesa Vestas, con una cuota de mercado del 14 % en turbinas instaladas, según los últimos datos estadísticos.

Siemens y Gamesa ya sellaron en febrero un principio de acuerdo para combinar sus negocios eólicos, pero la fusión se vio paralizada porque Gamesa debía renegociar una serie de aspectos de la sociedad conjunta Adwen que controla con Areva.

El mercado de turbinas eólicas está atravesando un proceso de consolidación. El año pasado, la alemana Nordex compró el negocio de renovables de Acciona por 785 millones de euros, tras lo que la española controla el 29,9% de la alemana.

La división eólica de Siemens, que obtuvo unos ingresos cercanos a 6.000 millones de euros en 2015, fabrica e instala turbinas para parques eólicos en tierra y en el mar.

El fabricante de aerogeneradores Gamesa ganó 170 millones de euros en 2015, un 85% más que el año anterior. La compañía facturó 3.504 millones de euros, un 23,1% más que en 2014, impulsada especialmente por la actividad de venta de aerogeneradores y en un entorno de fortaleza de la demanda.

El acuerdo de fusión también ha requerido negociaciones con Iberdrola, que es el mayor accionista de Gamesa con un 19,7 % de su capital. Iberdrola se ha comprometido a apoyar la fusión y ha firmado un acuerdo para regular los derechos y obligaciones de Siemens y la eléctrica una vez que se cierre la operación. La eléctrica tendrá un 8% de la compañía resultante y se embolsará 206 millones de euros con el dividendo extraordinario.

La operación está sujeta a la aprobación por las autoridades de competencia y a que la CNMV exima a Siemens de lanzar una opa sobre la compañía