Vídeo: Xi Jinping, a favor de la globalización - ABC

FORO DE DAVOSEl presidente de China insta a los líderes mundiales a «decir no al proteccionismo»

Xi Jinping ha asegurado en Davos que hay que contrarrestar el impacto negativo de la globalización y asegurar que sus beneficios lleguen a todos los países

EFE
DAVOS (SUIZA)Actualizado:

El presidente chino, Xi Jinping, ha instado este martes a los líderes mundiales a "decir no al proteccionismo" y a permanecer comprometidos con el desarrollo, la promoción del libre comercio, la inversión y con la liberalización y facilitación del comercio a través de la apertura.

"Tenemos que permanecer comprometidos con el desarrollo del libre comercio y la inversión, para promover el comercio y la inversión, la liberalización y la facilitación (del comercio) a través de la apertura y decir no al proteccionismo", señaló Xi en el discurso de inauguración del Foro Económico Mundial que se celebra en Davos.

"Persiguiendo el proteccionismo es como encerrarse en una habitación oscura donde el viento y la lluvia pueden quedarse fuera, pero también la luz y el aire", recalcó el presidente chino.

Xi, en su primera alocución ante el Foro de Davos, recalcó ante una selecta audiencia de líderes políticos, económicos y de la sociedad civil, que "nadie saldrá como ganador en una guerra comercial", y prometió que China "mantendrá su puerta muy abierta y no la cerrará".

"Una puerta abierta permite a otros países acceder al mercado chino y a China integrarse en el mundo, y esperamos que otros países mantengan también sus puertas abiertas a los inversores chinos y mantengan el campo de juego equilibrado para nosotros".

Xi aseguró que Pekín fomentará "vigorosamente" un clima externo de apertura para el desarrollo común y hará avanzar el área de libre comercio en Asia Pacífico y las negociaciones de un tratado regional integral.

El objetivo de China es crear una "red global de acuerdos de libre comercio" y la defensa de tratados abiertos, transparentes y que beneficien a todas las partes, a la vez que se opone a arreglos entre "grupos exclusivos y fragmentados por naturaleza". Xi aseguró además al mundo que "no tiene ninguna intención de impulsar su competitividad comercial devaluando la moneda" china.

«Un mundo de contradicciones»

Por otro lado, Xi ha afirmado que muchos de los problemas del mundo no han sido causados por la globalización económica, pero admitió que ha generado nuevas dificultades y que hay que contrarrestar su impacto negativo y asegurar que sus beneficios lleguen a todos los países.

"No sirve de nada culpar a la globalización por los problemas del mundo. Simplemente no es el caso y no ayudará a resolver" las dificultades, señaló Xi.

Es el mejor de los momentos, es el peor de los momentos
Xi Jinping , presidente de China

El jefe de Estado chino recurrió a las palabras que empleó el escritor Charles Dickens para describir el mundo después de la Revolución Industrial, al referirse al estado actual del mundo: "Es el mejor de los momentos, es el peor de los momentos".

"Hoy también vivimos en un mundo de contradicciones. Por un lado tenemos un crecimiento material y avances científicos y tecnológicos y la humanidad ha evolucionado más que nunca. Por otro tenemos conflictos regionales frecuentes, terrorismo y refugiados, pobreza, desempleo y una cada vez mayor brecha en los ingresos", dijo. Todo ello ha profundizado las incertidumbres en el mundo, añadió, por lo que "muchas personas se preguntan qué ha ido mal".

"Algunas personas culpan de este caos en nuestro mundo a la globalización económica", que fue considerada en su momento como un tesoro, pero que "se ha convertido en la caja de pandora" en los ojos de muchos, indicó Xi, y la comunidad internacional se encuentra inmersa en un "debate agitado sobre la globalización".

«La solución es la paz»

Por ejemplo las olas de refugiados desde Oriente Medio y el norte de África se han convertido en preocupaciones globales. "Varios millones de personas han sido desplazados y niños pequeños han perdido sus vidas en su intento de cruzar el mar", señaló. Subrayó que son las guerras, los conflictos y las turbulencias regionales que han causado este problema. La solución, añadió, es la paz, la reconciliación y la recuperación de la estabilidad.

Xi mencionó además como ejemplo de otros problemas que sufre el mundo la crisis financiera internacional, que "no es un resultado inevitable de la globalización, sino de la caza excesiva de beneficios y el fracaso de la regulación" financiera, indicó.