El 97% de las empresas que van a concurso acaban en liquidación

Los caminos alternativos son la búsqueda de capital, la venta de algún activo o incluso la venta de la empresa

madrid Actualizado:

El 97% de las empresas que inician un proceso de concurso acaban en liquidación y sus activos sufren una devaluación paulatina, de entre un 20% y un 50% durante este trámite, como consecuencia de la inactividad y de la pérdida de credibilidad, según un informe elaborado por Diagonal Corporate Finance.

El informe considera que esta devaluación es «preocupante», puesto que, según los datos recogidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en el primer trimestre de 2012 el número de deudores concursados ha aumentado un 21,5% respecto al mismo periodo del 2011.

El socio de DCF, Jose María Torrens, explicó que «los empresarios deberían anticiparse cuando se detectan problemas financieros y tienen que reaccionar rápido, así como plantearse la búsqueda de capital -si el endeudamiento es alto-, la venta de activos o de la propia compañía».

Entre las alternativas se encuentran las refinanciaciones bancarias, pero «cada vez más difíciles, teniendo en cuenta la situación de la banca», señaló Torrens, quien añadió que el concurso de acreedores debe ser la «última solución, porque los precios son de derribo».

Según el INE, de enero a marzo de 2012 se ha alcanzado la cifra de 2.224 deudores concursados, de los cuales 1.958 son empresas y 266 personas físicas sin actividad empresarial. Estos datos son los más altos registrados en España desde 2008.

Desde ese año, cuando el número de deudores concursados en el primer trimestre era solo de 452, la cifra ha ido aumentando paulatinamente. Los tres primeros meses de 2009 se llegó a los 1.670, en los de 2010 a 1.703 y en los de 2011 a 1.830.